El olvido del patrimonio arquitectónico de Viladecans

El consistorio de Viladecans, con el mismo socio de gobierno que el actual (PSC+ICV) se comprometieron en 2007 a redactar un Catálogo de Patrimonio que a día de hoy no está termimado.

|

Parte de la riqueza, la historia y la cultura de un lugar se refleja en su patrimonio arquitectónico. Las casas y edificios construidos en otras épocas ayudan a entender de donde se viene y donde se ha llegado, por eso, en la mayoría de municipios se destinan partidas para conservar este patrimonio.


Viladecans no parece, en principio, una excepción. En 2007, el Pleno municipal, con los mismos socios al equipo de gobierno que el actual, el PSC e ICV, aprobó por unanimidad una relación de elementos de interés patrimonial que había que proteger y estableció una serie de requisitos a cumplir por parte de los propietarios que quisieran llevar a cabo cualquier tipo de intervención, algo que, obviamente conlleva bastantes costes añadidos. Se trataba de un primer documento que debía preceder a un Catálogo de Patrimonio más exhaustivo para proteger los elementos de interés histórico local.


Pero en 2019, las personas que quieren recibir ayudas para la rehabilitación y/o mantenimiento de estos edificios que forman parte de la historia de la ciudad se encuentran con serias dificultades para recibir las ayudas anunciadas hace ya 12 años. Las razones son de todo tipo. 


Casa modernista de joan anglada de Viladecans


Una de ellas es que el ayuntamiento aún no ha concluido la redacción del prometido catálogo. El redactado inicial contenía solo algunos, como Ca n'Amat, por ejemplo, que si bien ha tenido una primera reforma inicial para acoger el Museu de Viladecans, aún no ha iniciado la segunda fase de rehabilitación.


Pero, ¿qué pasa con la Bòbila de Salas o la antigua fábrica de Les Planes y otros como los Jardines de Magdalena Modolell? La situación es muy diferente. Muchos de estos edificios sufren el desgaste del tiempo y ven como el tiempo pasa inexorable por sus muros que poco a poco van cayéndose, desgastándose y perdiendo su esplendor, mientras su valor sigue siendo importante.


Uno de los partidos del gobierno, Iniciativa, responsable actual de la regidoria de Patrimonio admitió que el prometido catálogo de 2007 aún no estaba terminado porque, hacer revisión de todo el patrimonio arquitectónico de Viladecans es amplio y el trabajo árduo, tanto que finalmente han tenido que externalizar 


Así, ha pasado el tiempo, los edificios se han ido desgastando y los propietarios actuales de estos edificios históricos se encuentran con diversas trabas burocráticas y dificultades para poder mantenerlos. Muchos de ellos han visto como las ayudas no llegan ni reciben contraprestación o incentivo alguno.


El ayuntamiento, se defiende ante las críticas, asegurando que el Catálogo de Patrimonio está en marcha, cierto, desde 2007, pero han pasado dos legislaturas para redactar una parte y para darse cuenta de que necesitan ayuda. El problema es que las moratorias en los redactados, que pueden parecer entendibles, tiene consecuencias y se puede dejar perder parte de la historia de un municipìo.

Viladecans, pueblo/ciudad, campaña con tufo electoral
La Generalitat obliga al ayuntamiento de Viladecans a modificar el plan urbanístico del Polígon Centre

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
redaccio@vilapress.cat
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL - Contratación publicidad
Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE