Cornellà reconvierte los quioscos de prensa por su falta de uso

|

El Ayuntamiento de Cornellà de Llobregat ha puesto en marcha un programa de dinamización de algunos de los antiguos quioscos de prensa que llevan años cerrados y sin uso en la ciudad para acoger nuevas iniciativas que ayuden a resolver otras necesidades. Últimamente, se ha producido un declive del consumo de la prensa escrita, lo que afecta el rendimiento de los tradicionales quioscos de revistas y periódicos. El descenso de ventas de prensa diaria, junto con las restricciones para poder ofrecer otros productos no vinculados al ramo, es la principal causa de la crisis del sector.


Esta realidad, ha motivado que el consistorio se plantee retos de reconversión de estos establecimientos cerrados que formase parte del mobiliario urbano y se valore la posibilidad de reinventarse como en 'contenedores' de nuevos usos y servicios. Desde los servicios municipales se valoraron diferentes estrategias dirigidas a dinamizar algunos de los quioscos como habitáculos capaces de acoger e incentivar iniciativas de interés ciudadano, dada su situación en el espacio público (de centralidad en muchos casos), la superficie de que disponen algunos de ellos en su entorno, la falta de cierto tipo de servicios o comercios en su proximidad.


Quioscos cornella


Antes, sin embargo, se pidió la opinión a la ciudadanía sobre la posibilidad de destinar 4 de los quioscos cerrados de algunos barrios a otros usos, para desarrollar nuevos proyectos a partir de ideas creativas, innovadoras y sostenibles económicamente.


USO DECIDIDO POR LOS CIUDADANOS


El pasado mes de abril se abrió una consulta ciudadana sobre los nuevos usos de los quioscos de prensa cerrados, y el resultado fue mayoritariamente propuestas de actividades de fomento de la lectura, préstamo de libros, puntos de información ciudadana, también vinculados al reciclaje ya intercambiar objetos de segunda mano, ludotecas, juegos, floristerías, etc.


Finalmente, las iniciativas que se van a poner en marcha son la de un espacio dedicado al ocio infantil y otro como punto informativo de la gestión de los residuos urbanos. Los quioscos escogidos están ubicados en las calles Catalans y Aveto.


El quiosco de la calle Avet se destina, entonces al ocio infantil, convirtiéndose en una ludoteca, y los niños que se acerquen a la plaza puedan disfrutar de un rato para jugar, donde hay bolos gigantes, juego de memoria gigantes, juego del paracaídas... El horario del nuevo quiosco-ludoteca son los domingos, de 10 a 13 horas.


En el quiosco de la calle Catalans se va a encontrar un espacio dedicado a la prevención y la correcta gestión de los residuos: La Re-Parada. El espacio ofrece asesoramiento para la autorreparación de objetos, recogida de los residuos especiales más habituales e información sobre residuos y otras actividades ambientales. Este quiosco se encuentra situado en la calle Catalans, 70, y abre su persiana de lunes a viernes, de 10.30 a 13 y de 17 a 19.30 horas.


Ambos se estrenan el domingo 3 de marzo, de 10 a 13 horas.


Estas iniciativas se están volviendo muy comunes en varios municipios, la situación de la venta de prensa escrita ha obligdo a cerrar muchos quioscos a los que se les buscan, ahora, un nuevo uso, como también han hecho, por ejemplo, en Castelldefels donde se han convertido en pequeños vertederos.

Castelldefels convierte quioscos de prensa en 'minivertederos'

COMENTAR







Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial