Carlos Ruiz solo confía en José Luis Nicolás como Síndic de Greuges de Viladecans

Hay que ver la cosa que llegan a pasar en verano. No nos estamos refiriendo al calor que lleva tanto tiempo acompañándonos y que en múltiples ocasiones nos dejan sin dormir.

|

Nicolas
Jose Luis Nicolas actual Síndic de Greuges de Viladecans

 

Hay que ver las cosas que llegan a pasar en verano. No nos estamos refiriendo al calor que lleva tanto tiempo acompañándonos y que en múltiples ocasiones nos deja sin dormir.


A finales de julio, en el Ayuntamiento de Viladecans siempre, bien por pleno, pero en muchos casos por decreto de alcaldía se aprueban cosas. ¿Será para que no se entere la ciudadanía o determinada prensa?. 

 

Pues en el pleno del mes de julio - para muchos un mes vacaciones- el Pleno  Municipal de Viladecans- así dice la nota de prensa - se aprobó la renovación de José Luís Nicolás como Sindic de Greuges municipal. La propuesta recibió los 13 votos del PSC, 1 de los Comunes -el de "la Encarni"- la abstención de los 2 de los de Podemos - que no se enterán de nada ni se quieren enterar,  ¿o  sí?. y los votos en contra de los 5 concejales de ERC y los 4 de Ciudadanos.

 

Nicolás, para los amigos, fue nombrado Sindic en 2016 como premio de consolación por dejar vacante su plaza de concejal socialista durante 24 años, que se dice pronto.  Su antecesor en el cargo fué el padre del concejal ecologista reciclado, Viçens Mazón - que por cierto también había ido en las listas del PSUC en las elecciones de 1979-. Y así todo queda en casa, que diría el vecino cabreado por las multas.

 

En la nota remitida por el gabinete de prensa,  se explica el amplio currículum de Nicolás, resaltando su “papel” como sindicalista en CCOO. Pero se olvidan añadir o ¿le dará vergüenza? que fue militante activo del PSUC, primero y luego derivó al  Eurocomunismo de Santiago Carrillo. Con el PSUC también llegó a ir en la lista de las municipales del 1983, junto a José Luís Atienza. Allí las cosas no le fueron bien, y cambió al partido de Carrillo. En el 1991, volvió a dar un nuevo cambio ideológico/económico y ya empezó a aparecer en la lista del PSC en las municipales, siendo su cabeza de lista, el ex alcalde, Jaume Montfor. A partir de ahí su carrera fue ascendente, más aún con la llegada a la alcaldía de Carlos Ruiz que lo “envió” a su lugar favorito del Ayuntamiento: urbanismo en sus distintas denominaciones, pero urbanismo, al fin y al cabo. Allí fue gloriosa su apuesta por el Plan Olivaretes, donde era atacado ferozmente por el entonces ecologista y después compañero de consistorio y partido, Jordi Mazón. Porque al final todo queda en casa.

 

Las andanzas urbanísticas de José Luis Nicolás tuvieron mucho que ver también con los 10 bloques de Vilamarina, todo un ejemplo de cómo tapar las vistas de la ciudad/pueblo  y que es un monumento muy significativo de la especulación local. La construcción del “complejo” fue obra de los Sanahuja través de su empresa Sacresa que han tenido más de un problema en Mallorca donde reconocieron haber pagado comisiones a algunos políticos, como por ejemplo a Monar que estuvo un tiempo en ese hotel gratuito del Estado al que suelen enviar los jueces a través de sus sentencias. 

 

En aquella época , Mario Sanz estuvo trabajando con los Sanahuja, como director general de Sacresa  durante 15 años. Un personaje que visitaba mucho el Ayuntamiento de Viladecans,que en la actualidad, después de su paso por varias empresas del mismo ramo ha vuelto, hace unos pocos años a tener relación con el ayuntamiento que preside Carlos Ruiz.  Es más tiene intereses urbanísticos en el municipio de los “mamuts” tras asociarse con los Singla, padre e hijo en la empresa Adequa, en la que Mario Sanz es socio y jefe de desarrollo. Josep Singla padre - socio y jefe de relaciones con los clientes, y Pepe Singla, socio y  jefe de inversiones. Un trío muy curioso. Singla padre era el propietario de la famosa empresa -ya desaparecida- Proinosa que tanto trabajó en Viladecans y en otros tantos  municipios.

 

Mario Sanz, y Singla tienen terrenos en Viladecans en los que tienen previsto construir viviendas.  Mario Sanz, curiosamente, es el presidente de la Junta de Compensación del controvertido plan urbanístico del  polígono centro. Sí como están leyendo, con le beneplácito del consistorio viladecanense, que sin el cual no podría ostentar.

 

El nombramiento de José Luís Nicolás, dicen que por el pleno y legalmente es así, aunque la realidad es que lo han elegido a propuesta del alcalde, el equipo de gobierno, es decir el PSC y su muleta, los Comunes de la Encarni. ¿Por qué ese interés de Carlos Ruiz en mantenerlo como Sindic?. Su gestión ha sido más bien discreta y su actuación por iniciativa propia, deja mucho que desear, a la vista de lo que pasa con las multas en las zona azules, con la desaparición del parquing público creado para  el CAP María Bernárdes, la puesta en funcionamiento de más radares en la ciudad, la limpieza de las calles, los postes de Albarrosa, la tala indiscriminada de los árboles del cementerio y un largo etcètera ...

La renovación de Nicolás viene a demostrar que es grande la familia que protege a Carlos Ruiz, que lleva en el ayuntamiento 35 años, todo un record que piensa igualar a Paquito del Ferrol

 Y todas estas cosas pasan en verano, como la confirmación de que Carles Ruis volveráa ser cbeza de lista de las elecciones municipales del 2023, pero esta noticia "veraniega! merece una reflexión aparte

 

 


 

 

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
redaccio@vilapress.cat
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL - Contratación publicidad
Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE