• Usuario

Los ayuntamientos del Baix Llobregat no tendrán que avisar de las posibles subidas del IBI hasta pasadas las elecciones

La enmienda presentada por los socialistas permite retrasar la aprobación del nuevo tipo de Impuesto hasta el 31 de julio

|

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante su segundo 'cara a cara' en el Senado
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, líder del grupo socialista / @EP

Ante las inminentes elecciones municipales de 2023, se ha presentado una enmienda que permite retrasar los avisos de la subida del Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI) hasta el 31 de julio. Esto implica que los ciudadanos del Baix Llobregat, irán a votar el próximo 28 de mayo sin saber si su ayuntamiento tiene pensado subir este impuesto.

 

Como mínimo, esto es lo que se intuye tras la enmienda presentada por el grupo socialista a los Presupuestos Generales del Estado, la cual permite, "con vigencia exclusiva para el ejercicio 2023", retrasar la aprobación de los nuevos Impuestos sobre Bienes Inmuebles (IBI) hasta el 31 de julio. También se amplía hasta dicha fecha el plazo para la aprobación y publicación de las ponencias de valores totales.

 

Este impuesto es la principal fuente de ingresos de los Ayuntamientos, ya que les permite recaudar hasta 14.000 millones de euros al año. 

 

La enmienda en cuestión se excusa en que es necesario dar margen a los nuevos equipos municipales para emitir un informe y aprobar los nuevos tipos. "Es prácticamente imposible que antes del 1 de julio las nuevas corporaciones no solamente se hayan constituido sino que además hayan emitido el informe de la ponencia de valores del municipio y aprobado los nuevos tipos de gravamen", plantea la enmienda. 

 

Además, el PSOE sitúa esta tarea como responsabilidad de los nuevos Ayuntamientos. "La ampliación de plazos que la disposición transitoria prevé es imprescindible para que la nueva corporación pueda planificar adecuadamente su política tributaria y realizar una asignación correcta de recursos, puesto que los ingresos fiscales derivados del Impuesto sobre Bienes Inmuebles son determinantes del volumen de ingresos totales de que va a disponer el municipio durante el ejercicio".

 

No obstante, son los Consistorios que mandan en la actualidad quienes han trasladado al Catastro que quieren una revisión de los valores de este año para prever las subidas en 2024. Las previsiones son que se realice una revisión catastral de 825.000 inmuebles, en las cuales prácticamente la mayoría de veces acaba resultando en una subida del IBI. 

 

SUBIDA DE LA PLUSVALÍA MUNICIPAL

 

El Impuesto de la plusvalía, otro de los pilares de recaudación de los ayuntamientos, también subirá este 2023. Los Presupuestos del año que viene actualizarán por primera vez los coeficientes desde que el nuevo impuesto entró en vigor, incluyendo subidas de hasta el 50% por las ventas de inmuebles adquiridos entre 2012 y 2015. 

 

Esta es la primera que sucede desde que el Tribunal Constitucional (TC) anuló el impuesto el pasado 26 de octubre del 2021. Hacienda, por su parte, lo sustituyó por un Real Decreto-ley que entró en vigor el 10 de noviembre del año pasado. 

 

Este decreto indica que los coeficientes se actualizarán cada año, por ejemplo, en la ley de Presupuestos, y en la edición de 2023 el Fisco incluye ahora cambios importantes en algunos años, cosa que no había hecho hasta el momento. 


María Jesús Montero, la Ministra de Hacienda, justificó esta subida por la necesidad que tienen los Consistorios de asegurar sus ingresos. 

El Supremo aboga por la devolución de la plusvalía municipal pese a no recurrir su inconstitucionalidad

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
redaccio@vilapress.cat
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL - Contratación publicidad
Aviso legal - Política de Cookies - Configuración de cookies - Consejo editorial
AMIC CLABE