Métodos efectivos desde los Ayuntamientos en la lucha contra el robo de cobre y fibra

Con una frecuencia que denota la gravedad del fenómeno, periódicos, radios y televisiones hacen hueco para contar que una conexión ferroviaria está paralizada por un robo de cobre y fibra.

|

Hilo cobre
El Cobre robado interceptado por la Policia Nacional/ @PoliciaNacional

 

El robo de cobre y fibra es una modalidad delictiva que se ha cronificado y  en Málaga, tras muchos años, y después de distintas estrategias, se ha convertido en una problemática residual.  Todo gracias a los  cambios introducidos en los patrones de investigación hasta sensores en el alumbrado para ponérselo difícil a los ladrones. 

 

Corrían finales de los noventa y en la Costa del Sol, grupos organizados que no dudaban en emplear maquinaria pesada  y dejaban a oscuras urbanizaciones enteras robando en las redes eléctricas municipales. La situación se descontroló y las autoridades tuvieron que poner freno  cambiando de estrategia persiguiendo a los que se lucraban: desguaces o chatarrerías que adquirían el cobre sustraído sin hacer muchas preguntas sobre su procedencia. 

 

 La Policía ejerció presión en los chatarreros y desguaces para frenar el flujo de cobre robado y cuando los propietarios de estos negocios fueron siendo conscientes de que el escenario había cambiado, el boca a boca hizo el resto. Los ladrones de cobre tenían más dificultades para darle salida a la mercancía y los compradores que aún se atrevían a dar el paso condicionaban el riesgo en el precio a pagar.  De esat manera los robos disminuyeron y quedaron reducidos a golpes menores, perpetrados en muchas ocasiones por gente sin recursos, toxicómanos que trabajan la chatarra u oportunistas. 


Además la tecnología ha sido también importante en este proceso de desgaste para los autores de estos robos. Juan Andrés Díaz Gaona ideó un sistema que evita que los ladrones se lleven grandes cantidades de cable porque se parte al tirar.

 

Pero además  el Ayuntamiento de Estepona implantó en 2013 un sistema de sensores que alertaba de cualquier robo en su alumbrado público. Un dispositivo que se encuentra instalado en una veintena de cuadros de mando de la red eléctrica, que avisan de forma inmediata, y a través de mensajes de texto de móvil que reciben la Policía Local y los responsables de las brigadas operativas que se encuentran en servicio, sobre cualquier intento de robo.

 

Este sistema además garantiza el blindaje de los cuadros de mando, de manera que ninguna persona no autorizada puede manipularlo de forma indebida para planificar un robo. De hecho, el operario municipal responsable del mismo debe introducir, vía Bluetooth, una clave para que así quede registrada la fecha, hora y usuario que ha accedido a la instalación.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
redaccio@vilapress.cat
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL - Contratación publicidad
Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE