Tambores de cambio

Purificación Gonzalez
Purificación Gonzalez
Portavoz de Viladecans sí se puede

El mundo local afecta más que cualquier otro a nuestro día a día, y sin embargo, muchas de las decisiones que nos influyen las toman a muchos quilómetros de nosotros. Así que para que pare el tren en Viladecans tenemos que insistir al gobierno de Mariano Rajoy que haga la inversión prometida e insistir para arañarle a la Generalitat minutos que signifiquen que paren más trenes en Viladecans. Y a base de insistir en que las cosas tienen que cambiar, llegará el día en que todos podamos ir a trabajar en tren, en horario laboral, con la normalidad con la que lo hacen en Gavá.


La Ley Montoro le pone límites a los gastos, aunque hecha la ley hecha la trampa, y del presupuesto de 2016, cinco millones del superávit se los llevó Urbaser, a cuenta de la deuda por la construcción de Pódium. Y con cinco millones de euros se pueden hacer muchas cosas si se quieren hacer. En lo que nos toca de cerca, tenemos un equipo de gobierno local que gasta en demasiadas ocasiones, ya, sin coincidir con lo que quieren los ciudadanos de Viladecans. Hay dinero para unas cosas y para otras no, por lo que insistiremos, porque otra manera de gastar es posible y necesaria.


Nada es fácil pero desde Viladecans sí se puede hemos forzado unos presupuestos participativos para este 2017 que están dando sus primeros pasos. También que nuestros mayores elijan su modelo de casal con iguales recursos y la existencia de un casal de verano para nuestros jóvenes con menos recursos desde 2015. Pedimos la moratoria para los desahucios, que se informara sobre las cláusulas suelo y apoyo para los afectados por las hipotecas titularizadas. Que se difundiera el servicio de transporte gratuito de ocio para personas con movilidad reducida y conseguido ordenadores e internet para los residentes del Federica Montseny. Hemos batallado junto a nuestros vecinos del Polígono Centro, el Edificio de la Vergüenza y el Polideportivo Centro.


Sí, somos los empecinados en tener un refugio para animales en Viladecans, porque creemos que es necesario para hacer un mejor control de las colonias de gatos. Pensamos que los abuelos de Sant Jordi tienen que recuperar su billar “extraviado”. Y todo mientras trabajábamos en la comisión que tasa nuestro patrimonio local, proponíamos cambios en la ordenanza de servicios funerarios, para acabar con los abusos y leíamos miles de documentos en una investigación por la que han dimitido dos tenientes de alcalde en Viladecans. En un malabarismo continuo para llegar con menos recursos a las mismas cosas que gestionan los que nos gobiernan.


Oímos tambores de cambio porque gracias a la gente en Viladecans sí se puede.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial