El Baix Llobregat reclama la defensa de las zonas agrícolas y exige más políticas de vivienda y movilidad

|

ACTUALIZACIÓN: El Delta del Llobregat reclama parar varios proyectos urbanísticos.


El Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) celebró, el pasado 25 de septiembre en Sant Feliu de Llobregat, el debate ciudadano del proceso participativo del Plan director urbanístico metropolitano (PDU) correspondiente al ámbito del Valle Bajo del Baix Llobregat y el Ordal, que reúne a los municipios de Begues, Torrelles de Llobregat, Cervelló, Corbera de Llobregat, Molins de Rei, Pallejà, La Palma de Cervelló, El Papiol, Sant Andreu de la Barca, Sant Climent de Llobregat, Sant Feliu de Llobregat, Sant Vicenç dels Horts, Santa Coloma de Cervelló y Castellbisbal.


DEBATE PDU AMB SANT FELIU



El Centre d'Estudis Comarcals del Baix Llobregat acogió la sesión, en la que participaron 43 personas (63% hombres y 27% mujeres) residentes en los diferentes municipios del ámbito. Contó con representantes institucionales de la AMB y de Sant Feliu de Llobregat, y la implicación del Servicio de redacción del Plan Director Urbanístico de la AMB y técnicos municipales.


La inauguración corrió a cargo de Lidia Muñoz, alcaldesa de Sant Feliu, Jordi Sánchez, vicepresidente de Desarrollo de Políticas Urbanísticas de la AMB, y Josep Maria Carreras, director de esta área.



El debate ciudadano se desarrolló en tres partes: la primera consistió en una presentación del PDU metropolitano a cargo de Xavier Mariño, jefe del Servicio de Redacción del PDU Metropolitano; una segunda parte de trabajo por mesas temáticas y una conclusión con la puesta en común de todos los elementos discutidos.


Xavier Mariño destacó en su presentación que el Plan responde a un modelo de desarrollo urbanístico metropolitano que debe ser sostenible, eficiente y cohesionado, con el fin de integrar la diversidad del territorio en un proyecto común.


En la sesión de trabajo para mesas se trataron cinco temáticas: infraestructura verde, cohesión social y vivienda, movilidad, desarrollo económico y social, y ciclo de materia y energía.


En materia de infraestructura verde se defendió la regulación del uso del suelo con el fin de proteger las tierras agrícolas, forestales, fluviales y de borde, ante la presión urbanística que se vive, especialmente en el Baix Llobregat. En esta línea, se propuso la dinamización de la actividad económica de las áreas agrícolas para prevenir el abandono de este sector y la degradación de los terrenos. La estructura azul también fueron objeto de debate, con la propuesta del cuidado y la calidad de los márgenes de ríos, arroyos y canales.


Agricultura collserola sant feliu


Respecto a la cohesión social y vivienda se argumentó que hay que planificar una diversificación de los usos del espacio público que potencie el comercio local, los equipamientos de proximidad y los espacios verdes. La vivienda fue el gran tema, con el alquiler social como demanda principal y un "urbanismo que antepone el interés común" y limite el crecimiento expansivo de las ciudades al servicio de promotores privados que no garantizan una vivienda accesible.


En cuanto a movilidad se consideró que hay que situar el peatón en el centro, recuperando caminos naturales y planteando una movilidad e infraestructuras que den respuesta a los nuevos modelos emergentes (como la bici o el patinete). Sobre las conexiones del territorio, se propuso repensar las infraestructuras y fomentar una movilidad en red y no radial "sin tener que pasar siempre por Barcelona".


También se habló de desarrollo económico y social y, en este sentido, se hizo una apuesta por la protección de los mosaicos agroforestal y agrario como actividad productiva ante la pérdida creciente de esta actividad y la venta de suelo como única opción. Otra cuestión que se recogió en la tabla es dar valor de patrimonio histórico a las infraestructuras azules (relacionadas con el agua). El turismo fue otro factor de debate, con propuestas como "nuevas ofertas de turismo activo y cultural en otras zonas del área metropolitana para descongestionar Barcelona".


Por último, en lo respectivo al ciclo de materia y energía, se hizo énfasis en la rehabilitación de las edificaciones en vez de hacer nuevas construcciones que generen más expansión urbana, y se puso en valor la masa forestal como pulmón metropolitano. Las energías renovables, la preservación de los acuíferos y el aumento de la permeabilidad de los suelos fueron otros temas recurrentes.

El próximo debate ciudadano se celebrará este martes 8 de octubre en el Prat de Llobregat, que reúne a los municipios del ámbito del Delta del Llobregat y Continuo Urbano.

Los municipios del Delta del Llobregat debaten el plan urbanístico de la metrópolis de Barcelona
El AMB da voz a los ciudadanos del Baix Llobregat en su plan urbanístico metropolitano

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial