Viladecans, "patas arriba" antes de la campaña electoral

|

Es conocido que cuando se acercan elecciones, los ayuntamientos aceleran todos sus planes para dejar los municipios supuestamente relucientes para que los electores puedan valorar mejor su gestión a la hora de acudir a las urnas. Y Viladecans no es una excepción.


La cantidad de obras que se están llevando a cabo en los últimos meses en la localidad ha puesto la ciudad "patas arriba", y se hace difícil la circulación por ciertos lugares. Todo es para bien, se supone, pero el hecho de querer concentrar todas las mejoras del espacio público en pocos meses provoca una sensación de caos, especialmente circulatorio, por la cantidad de cortes de calles.


Pero no sólo se trata del tráfico muchos comerciantes y vecinos se han quejado porque la concentración de todas estas obras en este periodo esta incrementando los problemas de movilidad por las calles de Viladecans.


Obras Viladecans

Obras en la calle Balletbó de Viladecans. FOTO: ERC Viladencas


Los vecinos tienen claro que se trata de puro "electoralismo" y que están concentrando todas las obras que se deberían haber hecho durante cuatro años en los últimos meses antes de las municipales para tratar de engañar al ciudadano, ya acostumbrado a estas estrategias del gobierno municipal. 


Además muchas de las calles que se están arreglando hace cerca de tres años que estaban presupuestadas desde hace tres años. Entre ellas destacan la reforma de la Rambla Modolell o la segunda biblioteca pública, dos de las promesas de la campaña electoral de 2015, o proyectos más recientes  como una futura pista de atletismo y una piscina municipal descubierta. 


Estos no son los únicos proyectos irrealizados. El mismo alcalde de Viladecans, Carlos Ruiz, en una entrevista a Vilapress, se lamentaba de que una carencias de la ciudad en materia de cultura era la falta de cines, cuando él mismo prometió que se recuperaían y aún no hay un proyecto al respecto. Ruiz, recordaba, en la entrevista que dependen de las empresas privadas, algo que se olvidó de mencionar cuando hizo la promesa electoral.


Por el momento, cierto es, se están arreglando ciertas zonas de la ciudad, con el caos que eso supone. La campaña ha empezado y los vecinos sólo esperan que estas mejoras que ahora son estorbos, realmente sean para el bien de todos los habitantes de Viladecans y no se quede en un cúmulo de problemas de cara a la campaña.



Empiezan las expropiaciones en Les Oliveretes con precios inferiores a los prometidos en un inicio
El nuevo proyecto del antiguo Poliesportiu Centre, sin vivienda protegida ni equipamientos

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial