Pallejà reduce la contaminación por debajo de los límites establecidos

|

Contaminacion


Entre los meses de marzo y abril, la Diputació de Barcelona ha hecho un estudio sobre los niveles de contaminación en varios puntos de Pallejà con el objetivo de medir la concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) existente, y se ha hecho con una nueva técnica más sencilla y económica.


Pero el dato más importante es que el estudio concluye que la concentración del dióxido de nitrógeno en Pallejà varía mucho en función de diversos factores como el tráfico o la tipología de la calle que facilita o no la dispersión de los contaminantes. Sin embargo, en general, se han detectado concentraciones medias de NO2 que se encuentran por debajo de los valores límites establecidos.


La metodología utilizada consistía en colocar unos captadores pasivos en diferentes puntos de control durante un período aproximado de 3 semanas. Estos se instalan en elementos urbanos como farolas, a una altura comprendida entre los 2,5 y 3,5 metros. Su bajo coste permite obtener unos resultados precisos en poco tiempo.


Gran parte de los sensores de control se instalaron alrededor de la escuela La Garalda dado que los resultados obtenidos se consideraban importantes por su proximidad a la autovía. También se colocaron en la calle Joan Maragall, en la avenida Onze de Setembre, en la plaza de la Estación y al lado de la toma de aire del analizador de NO2 de la estación Cementos Molins, en la calle Roca Vilana de La Magina.

La conurbación de Barcelona evita multas europeas gracias a sus medidas contra la contaminación
La contaminación en el área metropolitana de Barcelona preocupa al 95% de sus habitantes

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial