Conoce el nuevo método de AIDA para "reparar" a las víctimas de abusos sexuales infantiles

|

Uno de cada cinco niños sufre abusos sexuales antes de cumplir los 17 años. De estos, aproximadamente un 60% jamás recibirá ningún tipo de ayuda y un 90% lo mantendrá en secreto hasta la edad adulta. De ahí la importancia que radica en conseguir que la victima rompa la cadena del silencio que le ata a su agresor y que es necesario para la reparación del daño que le han ocasionado.


Para tratar de mejorar la situación, la Fundación Concepción Juvanteny, entidad social para la protección de los derechos de los niños, presentó ante los medios una nueva unidad contra los abusos sexuales con el objectivo de diagnosticar y reparar a las víctimas y las familias bautizada como AIDA (Abordaje Integral del Abuso).


WhatsApp Image 2021 11 22 at 14.14.09

Montserrat Juvanteny en la presentación de AIDA /@Catalunyapress


"La unidad AIDA introduce un nuevo modelo de intervención basado en la reparación y no en el tratamiento de las víctimas. El abuso no es una enfermedad, es una agresión a la parte más íntima de la persona, a su alma, y esta no se trata sino que se repara", señaló Montserrat Juvanteny, directora del proyecto AIDA. 


Por eso, ha insistido en la importancia de acabar con el tabú para poder hablar abiertamente de los abusos sexuales y poder recibir ayuda. "Las víctimas de abuso se sienten culpables de su sufrimiento, por vergüenza o por miedo, y no revelan hasta mucho tiempo después el daño que han sufrido", indica. Por eso, su objetivo es "romper este tabú", porque somos "conscientes de que el abuso encarcela el futuro de las víctimas" y queremos a través de este proyecto ser "la llave de su libertad".


UN MODELO PIONERO PARA REPARAR A LAS VÍCTIMAS DE ABUSO SEXUAL


Este "proyecto piloto" que les genera tanta "ilusión" es "más completo, más eficiente y más eficaz" que los llevados a cabo hasta ahora, aseguran desde la Fundación catalana. Juvanteny apuntó que reducirá el número de sesiones, pues hasta ahora los niños iban a 40 o 50 sesiones y ahora irán a 4 o 5 solamente en total. Pero serán suficientes porque se les proporcionarán "herramientas" para repararlos y favorecerán el "equilibrio funcional y emocional del sistema social y familiar dañado".


Pero además, los niños asistirán a "terapias familiares" en las que incluso estará presente el abusador. Consideran que de esta forma los niños "no se sentirán culpables" tal y como si lo hacen cuando van a terapias tan largas y lo hacen solos. Gracias a este proyecto, "estarán acompañados de las personas a las que más quieren". Y conseguirán tranquilizar su conciencia al escuchar que su agresor les pide perdón. Ese será un elemento importante en este nuevo sistema de reparación infantil, que ayudará tanto a niños, adolescentes o personas que hayan sufrido abusos en su infancia o adolescencia. 


Juvanteny explicó que en ocasiones, sobre todo, cuando el abusador "es un familiar directo la víctima necesita escuchar que se arrepiente de lo que le ha hecho". En este sentido asegura  que durante los años que han trabajado para estudiar esta problemática y ponerle solución, han visto cómo algunas víctimas "no han llegado a repararse hasta que se han puesto frente a frente con el abusador y éste les ha pedido perdón".


AIDA QUIERE REPARAR A TODA LA FAMILIA


El proyecto AIDA se centra en empoderar a los niños para que identifiquen, rechacen y hagan públicas posibles situaciones de abuso, en una acción preventiva necesaria en nuestra sociedad. Unos abusos que en la mayoría de los casos se producen en el ámbito intrafamiliar, en un lugar en el que se les debería brindar protección y obtienen todo lo contrario.


AIDA
Explicación sobre AIDA de la Fundación Concepció Juvanteny




Por otro lado, cabe señalar que normalmente se trata a la víctima que da a conocer su caso, pero es algo que hace sufrir al resto de familiares. Por eso, desde AIDA tratarán de reparar a todos los miembros de la familia afectados por el abuso sexual a sus miembros más vulnerables.


Para ello cuenta con especialistas en varios ámbitos, tales como terapeutas familiares, psicólogos, trabajadores sociales y profesionales del ámbito sanitario preparados específicamente para tratar estos casos. Además, cuentan con asesoramiento jurídico que serán quienes se encarguen de reducir el número de sesiones en que las víctimas deberán de declarar y recordar unos hechos que habrán sido traumáticos. Se pretende que la victima haga su declaración una sola vez y en un entorno tranquilo.


AIDA formará parte de los Servicios que ofrece la Fundación Concepcio Juvanteny, nacida en el año 2000 para defender los Derechos de los Niños. Y, además de todo lo citado hasta ahora, tratará de prevenir los abusos y por eso irá a los colegios a hacer diferentes charlas en un trabajo conjunto con el que llevan a cabo los Mosos. Incidiendo en la prevención para construir una sociedad mejor para nuestros niños y niñas, los adultos del futuro.



COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE