La revolución socialista y el cuento de la lechera

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Los resultados de las elecciones madrileñas siguen coleando y se están llevando por delante a unos cuantos políticos: Gabilondo renuncia a recoger su acta de diputado y, por si fuera poco, el estrés y la situación le ha provocado una arritmia que debe cuidar para evitar males mayores. La carrera política de Gabilondo se ha terminado. Toda la ejecutiva de los socialistas madrileños han “presentado” su dimisión, por lo que Ferraz nombrará una gestora al gusto de ellos hasta convocar elecciones internas. ¿Será un equipo al gusto de Pedro Sánchez? Nadie lo duda y las voces críticas callarán, por si acaso, mientras que en privado sueltan ‘la de Dios’ contra Ivan Redondo y su jefe, Ellos diseñaron la estrategia y Gabilondo y la Federación Socialista Madrileña se ajustaron al guión, aun estando en desacuerdo. Claro que siempre hay que buscar un cabeza de turco y con los dimisionarios parece que se ha cumplido el cupo.


La ejecutiva socialista de este jueves ha decidido hacer “limpieza”. Amén de abrir expediente a Leguina y Redondo por acompañar a Ayuso en un acto de campaña, y todo indica que los expulsará. También quiere reorganizar el socialismo andaluz, sacando a Susana Díaz del liderazgo del partido y de paso, dejarla fuera de la lista en el caso de que el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, anticipe las elecciones en Andalucía para recoger el efecto Ayuso y aprovecharse de la situación de los socialistas. Una jugada que piensa que le puede salir bien. El problema es que ahora gobierna con Ciudadanos ,y no se sabe si el partido naranja puede sufrir la misma debacle que en Madrid y que tenga que recurrir a Vox para poder gobernar.


La presidenta del PSOE, Cristina Narbona y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, a 6 de mayo de 2021, en Madrid (España). La Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, que se ha reunido hoy para abordar la der

Pedro Sánchez @ep


En el PSOE se ha iniciado una nueva revolución interna, con pocas filtraciones por miedo a las consecuencias que las discrepancias, interpretadas como disidencia, puedan acarrearles a sus autores. Una buena parte de dirigentes y militantes no ha visto con buenos ojos los acuerdos con los independentistas, ni tampoco que no se haya podido frenar las salidas de tono de su socio de gobierno, Pablo Iglesias, que ha puesto en entredicho la gestión de Pedro Sánchez. El líder morado se ha marchado, como era de esperar, pero la que parece ser la sustituta al frente de la formación, Ione Belarra, no es precisamente una hermanita de la caridad. No se lo va a poner fácil a la parte socialista del gobierno. Así que, en estos años de gobierno que aún quedan –no interesa convocar ahora elecciones- la convivencia con Unidas Podemos va a seguir siendo complicada. Aunque Iglesias haya nominado a la ministra Díaz como interlocutora y líder, ¿Le dejarán ejercer el cargo? Tengo serias dudas que sea así.


El PP, con los resultados de Madrid, interpreta que puede ganar las elecciones generales. Están interpretando el cuento de la lechera y todos ya sabemos cual es el final del mismo. Ayuso ha ganado, pero quedan dos años de gestión y ahí va a estar la clave del futuro. Mientras, los socialistas deberán cambiar sus políticas de gobierno si no quieren que los desalojen de Moncloa. Decía Jorge Bucay que “estar cerca del que más sabe hace más sabio al que no sabe”.


COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial