Ayuso triunfa: liquida al centro, a Pablo Iglesias y avisa al PSOE

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Las elecciones madrileñas han dado el triunfo a Isabel Díaz Ayuso por una aplastante mayoría que la sitúa en la posición de gobernar en solitario con la abstención de VOX. Un triunfo asegurado por las encuestas, pero no con el resultado abrumador que le han dado las urnas en los barrios ricos, y también en zonas donde históricamente los votos han sido para la izquierda.


La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección por el PP, Isabel Díaz Ayuso.

Isabel Díaz Ayuso @ep


Mientras Ayuso barre, el PP eufórico explica en clave nacional estos resultados que según ellos podrían llevar a Moncloa a Pablo Casado. Aunque Madrid sigue siendo el centro geográfico, político y económico de España, no es toda España, ni Ayuso representa la unidad en lo “universal” que quieren vender. Madrid es Madrid, nada más. La España autonómica, diversa y plural es otra cosa.


El triunfo de la derecha ha traído la derrota del socialismo madrileño que algunos interpretan como un castigo a Pedro Sánchez por su política de gobierno y su alianza con los independentistas para gobernar y sacar adelante propuestas en el Congreso. El varapalo al PSOE madrileño, con el gurú de Moncloa, Iván Rendondo - que ha dirigido la campaña de Gabilondo- va a traer una “revolución” más que estética en el partido de Pedro Sánchez: corte de cabezas, cambios de dirigentes y, ¿giro gubernamental? Lo veremos en días, cuando en frío hayan realizado un análisis en profundidad de lo sucedido.


Los resultados madrileños han dejado sin representación en la Asamblea de Ciudadanos, cuyo candidato ha hecho una buena campaña y es un buen político. Cuando los políticos hacen de pirómanos, queman a la ciudadanía y esta se divide en dos bandos, a los que ponen etiquetas que deberían estar ya desterradas: el Frente Popular, o la ultra derecha. Episodio que debería estar más que superado, Quizás por eso, una vez más se han cargado al centro, como en un día hicieran con el CDS de Adolfo Suarez. Es una pena, porque siempre es bueno, para equilibrar la balanza, la existencia de un partido de centro, pero somos tan viscerales y poco agradecidos que vamos de un extremo a otro y quemamos lo que haga falta.. Los costes de esta actitud, siempre se acaban pagando, ahí está la historia para recordarlo


Como se intuía, el fracaso -aunque hayan subido tres diputados.-de Unidas Podemos ha hecho que Pablo Iglesias, minutos después de conocerse los resultados de las votaciones , compareciera ante los medios de comunicación y anunciara su renuncia de todos sus cargos en el partido. Deja la política después de haberse cargado al 99% de los fundadores de Podemos y haber llevado a su partido a ir perdiendo votos en los últimos años. Ahora, deberá elegir lo que quiere hacer en su vida política y personal, que van unidas. O Pablo Iglesias vuelve a la universidad como docente, que sería lo más lógico o, como se habla estos días, se va a trabajar con su amigo Roures para hacer un programa cuyo papel principal sería el de “predicador”, que se le da muy bien,, para vengarse de todos los que le han criticado, ¿Lo conseguirá?


En su despedida, Iglesias anunciaba el liderazgo de Yolanda Díaz, quien por cierto no estaba para arroparlo en su despedida ¿Es una estrategia para no quemarla antes de tiempo? Ni tampoco su amigo el ministro Castel, que se había ido a la sede donde estaba Gabilondo ¿Sería para animarlo?


Así que, las elecciones de la comunidad de Madrid han traído unos aires de  rebanche, que se han llevado por delante de una estacada al centro, la política de Sánchez y la marcha de Pablo Iglesias. Decía Ramón Llulll que “el que es leal eleva su mirada con humildad; y el que es desleal, con soberbia”.


COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial