La CUP y los Comunes, la clave para formar gobierno en Catalunya

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Siguen las negociaciones para formar gobierno en Catalunya, sin que al menos públicamente, hayan avanzado demasiado por las condiciones y vetos que se van poniendo los partidos entre sí. Mientras, la formación que más votos ha conseguido el 14F sigue con su estrategia de presentar la candidatura de Salvador Illa para para ser votada en el Parlament, aunque es conocedor de que los números no suman si no hacen un pacto con los republicanos, cosa que no va a ser posible por la inquina de algunos dirigentes de ERC con el socialismo catalán, y porque Aragonés quiere ser el presidente de la Generalitat de Catalunya.


La candidata de la CUP a la Presidencia de la Generalitat, Dolors Sabater (centro), saluda al líder de ERC, Oriol Junqueras (d), y al vicepresidente de la Generalitat y candidato de ERC a las elecciones catalanas, Pere Aragonés (i).

Dolors Sabater con Oriol Junqueras y Pere Aragonès (EP)


Han transcurrido 14 días desde las elecciones y aún no parece claro cuáles van a ser los partidos que van a formar parte del gobierno o van a apoyarlo desde fuera. ERC y JxCat son los que tienen más números, pese a las desavenencias públicas que han tenido a lo largo de su gobierno, ahora en funciones. Pero necesitan otro partido y además escenificar la unidad de los partidos independentistas, cosa nada fácil. Eso quiere decir que la CUP debe estar metido en la “pomada”. Una vez más los antisistema ponen condiciones y vetos para dar apoyo, e incluso no descartan entrar a formar parte del nuevo Govern. Y sin dejar de lado su aspiración de presidir el Parlament, cosa bastante improbable. Los republicanos quieren ampliar el abanico y piden a los Comunes de Colau que entren a formar parte del gobierno, Estos ya han respondido que con el partido de Puigdemont no gobiernan y no quieren saber nada.


Ante esta situación, a Jesica Albiach – y al Consell de su partido también- se le ha ocurrido que una buena fórmula sería que ERC y su partido los Comunes formen gobierno con el apoyo desde fuera de los socialistas a los que pide generosidad porque esta es la única opción realista. Salvador Illa, por otra parte, ganador de las elecciones, le ha contestado con la misma fórmula pero al revés, es decir, que los republicanos les den apoyo en un gobierno de socialista y los Comunes. Se olvida Albiach de la generosidad que están teniendo ellos con el gobierno de Pedro Sánchez al que día sí y otro también, Pablo Iglesias machaca con tal de conseguir un titular, sin importarle la gobernabilidad y la imagen de este país.


Es curioso que los partidos que están en el quinto y sexto lugar en votos, la CUP y Comunes, tengan la clave de un gobierno porque las rencillas personales impidan un gobierno de PSC y ERC, partidos que han sido el primero y el segundo en votos e igualados en escaños. Eso está perjudicando a Catalunya ante la imposibilidad de tener ya un pacto que facilite la gobernabilidad con la que está cayendo. Una situación de irresponsabilidad máxima.


Se hace necesario, más que nunca, que se lleve a cabo la modificación de la Ley Electoral para que los votos de todas las personas valgan igual: una persona un voto. Sería la manera de terminar con situaciones como la que se están viviendo.


COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial