La Generalitat repartió material entre las residencias pero CCOO denuncia que es insuficiente para el Baix Llobregat

|

Después de semanas de emergencia sanitaria un gran número de centros geriátricos aún no han proporcionado medidas de protección adecuadas a su personal, provocando un elevado riesgo de transmisión entre profesionales, residentes y a las propias familias de las personas trabajadoras.



Residenciasantaoliva




Las trabajadoras están expuestas al coronavirus de una manera muy directa, viéndose obligadas a

atender a los residentes sin EPIs, reutilizarlos e incluso a fabricar material no homologado ante

el riesgo de no tener ningún tipo de protección.


Un número importante de residencias de la comarca también incumple las medidas de prevención y

higiene en el trabajo en relación a la ropa de trabajo de sus profesionales, obligándolas a llevarsela a casa y lavarla e incrementando así el riesgo de transmisión. Un caso flagrante, a lo que hemos emplazado a una visita a la inspección sanitaria de la Generalitat es el caso de la Residencia Los Sauces, del Grupo Bastón de Oro, ubicada en Sant Boi de Llobregat.



CCOO constatamos que este sector, uno de los grandes factores de propagación de la pandemia en nuestro país, necesita un cambio de modelo en profundidad y denunciamos la situación de abandono de las personas residentes por parte de la Generalitat.



LA GENERALITAT HA REPARTIDO MASCARILLAS, GUANTAS Y BATAS A LAS RESIDENCIAS


Hace unos días la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat compró y distribuyó en los centros residenciales de Catalunya el primer pedido de material de prevención contra el coronavirus: 210.000 mascarillas FFP2, 100.000 mascarillas quirúrgicas, 200.000 guantes desechables, 32.000 batas impermeables y 10.000 gafas de protección por un valor de 1,69 millones de euros.


Efectivamente este material fue distribuido independientemente de la titularidad de los centros a las residencias de ancianos, de personas con discapacidad o con problemas de salud mental, los centros de infancia y de atención a mujeres víctimas de violencia machista, los centros de refugiados, las residencias de personas con adicciones y con VIH, y los servicios de atención domiciliaria de entidades sociales.


En el reparto del material se realizó a través de un dispositivo logístico preparado por el Departamento y priorizará los centros residenciales con presencia de casos positivos o con sintomatología.


Además, el Departamento ya está preparando una nueva compra "más grande de material que debe llegar en los próximos días".

El Govern reparte 310.000 mascarillas, 200.000 guantes y 32.000 batas a residencias
La UME inicia los trabajos de desinfección en Viladecans por el edificio del Sociosanitario Federica Montseny
La UME se desplaza a la residencia de Olesa

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial