​La preocupación del concejal Mazón por la seguridad de los ciudadanos de Viladecans

|

Que el ecologista Mazón -para quienes no lo conozcan, teniente de alcalde del ayuntamiento de Viladecans- es un lince está más que demostrado. Cuando se piensa que la última de sus actuaciones es insuperable, la siguiente lo es aún más.


Radarvialdecans

Foto: Vilachapuza


En el pleno del mes de enero que tuvo lugar el pasado jueves, uno de los puntos del orden del día hacía referencia a la adhesión del ayuntamiento a la Estrategia Catalana de la Bicicleta 2025 que aprobó en 2019 la Generalitat de Catalunya, y que según explica en su página web, “ es un documento que propone ochenta acciones para fomentar el uso diario de la bici en desplazamientos cortos y como complemento al transporte público para distancias largas“. Pues bien, Mazón pletórico en su explicación justificaba  la adhesión  diciendo que “entra dentro de la estrategia de movilidad del ayuntamiento porque la bicicleta es un transporte sostenible, igualitario, seguro, cívico y económico, porque no es igual ir en bicicleta que en coche”.


La propuesta fue aprobada por unanimidad y algunos de los portavoces políticos locales hablaron del tema, pero sin lugar a dudas, fue “la Encarni”, la protagonista de la contradicción personificada, quién hizo una exposición de defensa del uso de este transporte no contaminante, aunque reconoció que ella no va en bicicleta “por razones obvias”. Dicen que hay que predicar con el ejemplo, ella debe ser la excepción que confirma la regla. Pero ya se sabe cómo se las gastas la teniente de alcalde de En Comú.


El regidor de ERC, más conocido como “el independiente” en su etapa como presidente de la entidad del Mamut de Viladecans, declaraba que ojalá pronto la mayoría de ciudadanos usen la bici. Podría él dar ejemplo y utilizar este medio de transporte, claro que como Viladecans tiene una orografía tan plana como “la palma de la mano”, y una población donde más de la mitad de los vecinos son personas mayores, la bici es el mejor medio de transporte para circular por esta ciudad/pueblo.


Después de la gran demagogia en la Colla del Mamut no podemos dejar de preguntarnos, ¿cuantos concejales contado el alcalde van en bicicleta a trabajar a diario?, ¿se han suprimido, para dar ejemplo, los coches oficiales?. ¡Bicicletas para todos! Es el eslogan del que tiene que dar ejemplo todo el consistorio antes de pedírselo a los viladecanenses, ¿o no?


En el turno de preguntas, la portavoz de ciudadanos, Carolina Torres -que es el único partido que ahora hace oposición al actual equipo de gobierno, preguntó por los radares, que hace poco tiempo se pusieron en funcionamiento en una de las entradas y salidas de Viladecans y que por lo que parece han costado un ojo de la cara y parte del otro -de los vecinos que son los que pagan-. 



Jordimazonplenoviladecans


Preguntó también por el número de sanciones, y cuanto ha sido la recaudación de las multas. Estas preguntas molestaron mucho al teniente de alcalde Mazón entre cuyas virtudes le adornan el tener poca empatía, menos mano izquierda y una gran prepotencia sin disimulo –porque no le gusta que le lleven la contraria- le respondió a la portavoz naranja local que era “una irresponsable” al hablar de recaudación, porque el radar no se había puesto para recaudar, sino porque la seguridad viaria es la prioridad, es decir, “el radar no es un peaje por el que se cobra, sino que se utiliza para sancionar a aquellos que corren en esa zona”.


Según explicó Mazón en el pleno de enero, el radar en cuestión –situado en la Calle Agricultura en la bajada del puente-, desde el pasado 1 de enero hasta el día 20, ha puesto 461 multas sin que se sepa el importe total recaudado. Eso sí, aunque él lo niegue, en los presupuestos consta, como cada año, el incremento de ingresos por imposición de sanciones, todas, incluidas las del radar, según le contestó la portavoz de Ciudadanos.


Mazón aseveraba que el radar se ha colocado para garantizar la seguridad vial, que ha habido coches que han entrado a 141 kilos a Viladecans, cosa realmente sorprendente porque a poca distancia hay una minirotonda y es casi de ciencia ficción que un coche alcance los 141, y pase por esa rotonda, sin que el conductor no haya fallecido en el intento.


Y a lo que vamos después de tanto preocuparse por la seguridad, ¿por que no explicó el número de accidentes que se han producido en la zona? Sería una buena manera de justificar la medida preventiva del radar. Pero a Mazón le debería importar  la salud de los conductores, que cada mañana padecen en ese tramo de ciudad/pueblo, los atascos que les ponen de los nervios. Se pierde más tiempo saliendo de Viladecans que en llegar a Barcelona. ¿Por qué no se toman medidas si tanto se preocupa por los ciudadanos?


Por cierto, el partido “mudo” morado, comparsa del equipo de gobierno, no hizo ninguna pregunta en este pleno. Desde la Colla del Mamut creemos que a eso se le llama trabajar por el pueblo.


Pero no queremos cansarles, queridos lectores, y no seguiremos hablando del pleno, porque realmente no vale la pena. Quédense, eso sí, con las explicaciones iniciales del alcalde sobre los efectos de la temporal Gloria y las actuaciones del excelentísimo ayuntamiento, en un pleno que cada día dura menos para satisfacción del gobierno local que está más feliz que nunca. Si en menos de dos horas se habla de todo lo sucedido en 30 o 31 días del mes, ya nos contará a cuantos segundos tocan todos ustedes

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial