Más de 60 montadores de escenarios de la Fira, despedidos antes del juicio

|

Este junio, el Festival Sónar vivió un momento de incertidumbre cuando los trabajadores encargados del montaje de escenarios, conocidos como 'riggers', convocaron una huelga que ha acabado en los tribunales. Eso sí, el juicio se ha pospuesto tanto que los empleados ya han sido despedidos por Fira de Barcelona.


El juzgado social número 27 de Barcelona ha aplazado por segunda vez, ahora hasta el jueves 31 de noviembre, el juicio para determinar si se vulneró el derecho a huelga de los 'riggers' encargados del montaje del Sónar, después de que Fira de Barcelona optase por contratar otra empresa para sustituir a los huelguistas en julio pasado. 


Fira barcelona gran via 07052018



El procedimiento, que enfrenta el Sindicato de riggers, la empresa UTE Rigging y Fira de Barcelona se reemprende de esta manera tras el despido de los 64 'riggers', que se ha producido este miércoles 30 de octubre, según expuso el abogado Quim Español del Col·lectiu Ronda, que ejerce la defensa de los 'riggers'. Español acusó Fira de Barcelona de querer alargar el proceso para que UTE Rigging desaparezca y no los pueda readmitir.


El motivo para retrasar el juicio han sido cuestiones de carácter procesal relacionadas con un documento que el juez, Santiago Vidal, no ha encontrado entre sus papeles, así como la aportación de una prueba. Español ha criticado que el aplazamiento "consolida la dinámica de vulneración de derechos fundamentales" que considera que comenzó con el inicio del procedimiento. 


"Continuamos sin ningún tipo de intervención por parte de nadie, ninguna administración está tomando cartas en el asunto, por lo que mañana serán despedidos", lamentó el abogado. "Pasado mañana esperamos poder celebrar el juicio sobre vulneración de derechos fundamentales y afrontamos a corto plazo un procedimiento de despido donde pediremos que sean repuestos todos los trabajadores que han sido despedidos por hacer huelga", agregó Español. Según su punto de vista la intención de feria de Barcelona es "conseguir disolver la UTE Rigging" porque "en caso de que sea condenada a readmisión" no pueda hacerlo porque ya no exista.


La anterior suspensión del juicio fue el 25 de septiembre pasado. En aquella ocasión, tras discutir con los abogados, el juez decidió posponer el juicio hasta que se resolvieran los recursos de reposición presentados por la defensa del Sindicato de Riggers, que ejerce el Col·lectiu Ronda. Además de añadir pruebas, los abogados pidieron poder discutir hechos que no se habían producido cuando se celebró la vista de medidas cautelares.


Los riggers se encuentran en huelga desde inicios de julio como medida para reclamar ser subrogados por la empresa que debía resultar adjudicataria de la licitación que hizo Fira de Barcelona para el montaje de las ferias de los próximos cuatro años. 


Durante el Sónar, que se celebró del 18 al 20 de julio, la Feria optó por contratar a otra empresa para evitar la suspensión el festival de música electrónica, un hecho que los riggers llevaron al juzgado al considerar que se había vulnerado el derecho de huelga. El juez, sin embargo, descartó aplicar medidas cautelares y detener el montaje del Sónar, por lo que el festival se acabó celebrando. 


Después de las primeras semanas de protesta, la Fira anuló el concurso y la prórroga del servicio, que efectuaba la empresa UTE Rigging, quedó quedado sin efecto. De momento, la Fira hace adjudicaciones directas a las empresas en función de cada proyecto y las necesidades de cada evento, mientras el proceso judicial sigue en curso y hasta que se licite de nuevo el servicio.

El Sónar acaba con 25 detenidos y 80 móviles recuperados

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial