• Usuario

Puigdemont guarda durante cinco años “un gran secreto”

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en un vídeo por el quinto aniversario de la DUI.
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en un vídeo por el quinto aniversario de la DUI @ep

 

Ya lo decía Benjamín Franklin: “Las tres cosas más difíciles en este mundo son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo”. De eso sabe mucho el expresidente de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont. Las tres las cumple el gironÍ, lo ha practicado durante todos estos años. Lo de guardar un secreto lo ha demostrado hace tan solo unos días. Antes también se le había conocido alguna cosilla más que lleva a pensar “que como que no” está hecho para él. Si no que se lo pregunten a los socialistas de Pedro Sánchez,  que en estos cinco años que lleva en Bruselas, según Puigdemont,  le ha enviado “mediadores” para decirle algo más o menos que: “tranquilo Carles, recibirás buen trato , modificaremos  el Código Penal y te “indultaremos”. También a su pianista de cabecera, Comín, previa comparecencia ante el Tribunal Supremo, como está mandado.

 

La confesión de Puigdemont ahora, precisamente cuando los socialistas están ya metidos de lleno - aunque lo traten de disimular- en la elaboración del texto que modifircará algunas “cosillas”de la sedición, sorprende que salga ahora, descubriendo esos posibles viajes al país de la estatuilla del niño meando, el Manneken Pis. Algún mal pensado podría hacer la gracieta del refrán: “Quien con niños se acuesta, meado se levanta”, no es para menos teniendo en cuenta la discreción que ha mantenido el expresidente y que ha dejado con el trasero al  aire a la parte socialista del gobierno. Aunque uno de los correveidiles del asunto sea un diputado de los Comunes de Colau en Madrid, el “patriota” Jaume Asens, que pasa más tiempo en visitas que trabajando en el Congreso de los Diputados. 

 

¿Cuál es la pretensión del huido al descubrir a los socialistas? Pues chafarle la guitarra, meterlos en un buen lío no solo parlamentario, sino con la ciudadanía que les vota y de paso, lanzarle otro torpedo en la línea de flotación- ya van unos cuantos- a ERC. Ahora que los republicanos se han vuelto un poco más realista y prácticos después de los resultados conseguidos con sus socios en  la “fallida” declaración de independencia, referéndum y demás acciones  que  todos conocen y no hace falta recordarlas, que de eso se encargan los de siempre. Hay un refrán que dice: ”Quien se fía de un lobo, entre sus dientes muere”.
 

Puigdemont sigue reivindicando a todos aquellos que quieran escucharlo que él es verdadero presidente de Catalunya, no Aragonés, que fue elegido presidente con los votos del partido de Puigdemont tras un pacto lícito de gobierno - roto hace poco por indicación del huido-. Pero no recuerda que los socialistas fueron los que ganaron las elecciones.

 

Que se está ya en campaña electoral es más que evidente - Catalunya hace ya demasiados años que no ha salido de ella-, pero con la que está cayendo y después de cinco años en el país de las coles pequeñas, que venga el señorito Puigdemont que tiene su salario resuelto, también su señora, diciendo que los socialistas le ofrecen “arreglar” su situación para que vuelva, pues resulta más que cabreante para muchos. Si Puigdemont es tan honesto como quiere demostrar con su revelación, la pregunta es: ¿Por qué no lo dijo antes?  ¿Por qué ahora? ¿Quiere explotar su valentía? Cuando salió corriendo y oculto en un coche, ¿a qué tenía miedo en democracia? A que la gente se de cuenta de la tomadura de pelo de la que ha sido objeto. Atención que esto no es el fin de la historia, sino de un capítulo más de Puigdemont y los suyos, con la permisividad de los socialistas que desmienten las afirmaciones del interesado.

 

  

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
redaccio@vilapress.cat
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL - Contratación publicidad
Aviso legal - Política de Cookies - Configuración de cookies - Consejo editorial
AMIC CLABE