​El sacrificio del alcalde de Viladecans y las vacaciones de Miquel Zaragoza

|

Hay personas que se crecen cuando forman parte de una comunidad considerada extraordinaria, superdotada. Es en este ambiente donde surgen los superhéroes. Viladecans, una ciudad/pueblo tiene el porcentaje más alto de superdotados, unos 11.711, según la última estadística del voto municipal. Como centro especial de duperdotados del Baix, hasta del mundo, es normal que los considerados superhéroes quieran trabajar en la institución más representativa del municipio: el ayuntamiento, donde el recientemente elegido alcalde, Carles Ruiz, -lleva en el consistorio en distintas responsabilidades más de 30 años- se rodea siempre de los mejores especialistas en la materia para la que han sido contratados con sueldo irrisorio. Pero no les importa, su amor al servicio de la  ciudadanía está por encima del vil metal que todo lo estropea. Este no es el caso.


Carles ruiz pedro sanchez



Esta semana, el abnegado alcalde Ruiz sacrificaba sus vacaciones por su deber con el país. Acompañaba al presidente en funciones, Pedro Sánchez, perdón, al secretario general del PSOE, a una reunión con la clase empresarial. Recordemos que Ruiz se encarga en la ejecutiva socialista de los temas de industria y turismo. Allí estaba él, con su camisa blanca de mangas cortas, sacando pecho con empresarios ¿Quiénes eran? Solo salen las fotos,  no los nombres, ninguno de primera línea.


Quizás porque el alcalde se sacrifica sin "vacaciones", su nuevo fichaje, Miquel Zaragoza, como asesor de Espacio Público del ayuntamiento, que no lleva ni dos meses trabajando a jornada completa, se ha marchado de vacaciones a la gran Francia, según foto que él mismo  ha publicado en redes sociales. Es el gesto generoso de un representante público con su trabajador especial. Pero claro, si Miquel Zaragoza no lleva ni dos meses trabajando, ¿por qué se va de vacaciones? ¿Se habrá cansado ya antes de empezar a fondo su trabajo? Es posible, después de todas las responsabilidades que tiene en el equipo de gobierno del ayuntamiento de Molins de Rei, es imposible que no se canse. Hay cuerpos que no dan más de sí, por mucho que lo pretendan y por más voluntad desinteresada que le pongan.



Más de un  se están preguntando cómo hará Zaragoza para "fichar" en su trabajo si está de vacaciones ¿O quizás no ficha? ¿Quién lo autoriza? También cabría preguntarse qué piensan, dicen o explican los sindicatos del ayuntamiento. UGT, el sindicato mayoritario, por razones que todos conocemos, mira para otro lado, faltaría más, a la familia hay que protegerla. ¿Y CC.OO.? ¿Se habrá ido de vacaciones? El papel de los sindicatos es cada vez más lamentable.


Mientras, los funcionarios y el personal contratado, en privado, comentan el tema de Miquel Zaragoza. En público callan, como no, si ellos han votado a la UGT para tener un paraguas que les proteja. No todos son iguales, no, pero la mayoría han entrado por la vía PSC; por lo tanto, los estómagos son más agradecidos que éticos. La vida es así, la cobardías se anteponen a otros principio. Ah, pero, ¿hay principios?

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial