​Según la concejala Gisela Navarro, en Viladecans todos son superdotados

|

Hay determinados políticos que, amparándose en la legalidad, se olvidan de la ética, como si esta no fuera necesaria en el ejercicio de sus actividades públicas, como cargo electo. ¿Pero sabrán lo que es la ética? Algunos la ética la han depositado en el wáter y han tirado de la cadena.


Cuando se actúa con total impunidad, que se otorga porque 11.711 ciudadanos los han votado, se creen con derecho a cualquier cosa, hasta de tomar por tontos a los que no le han otorgado su confianza, que es la mayoría de la ciudadanía.


El pleno de este jueves, celebrado en el Ayuntamiento de Viladecans, es el claro ejemplo de cómo la ética es incompatible con la legalidad. Así lo enmascara el equipo de Carles Ruiz, en la contratación de Miguel Zaragoza como cargo de confianza a dedicación completa, pese a ser concejal –con bastantes competencias- en el Ayuntamiento de Molins de Rei. Una “operación” que deja al descubierto, una vez más -son demasiadas-, cómo ejerce el poder un político que tiene el carnet de socialista... Un ayuntamiento en el que ha entrado la Guardia Civil para encontrar los papeles de la presunta trama de corrupción.


La portavoz socialista, Gisela Navarro, la que tenía trabajando -ahora mucho menos- a la empresa de sus suegros en el Ayuntamiento, que está encantada de conocerse en su ejercicio de vocera socialista, justificó el fichaje porque todos el mundo habla de las necesidades de mejorar la gestión del espacio público que tan criticada ha sido a lo largo de la legislatura, cuyas competencias estaban en manos de Mazón y su director de servicio, el ex concejal del Ayuntamiento de Hospitalet, Molina, conocido por su política de mano tendida con las trabajadoras de la limpieza.


Miguel Zaragoza es un superhombre que tiene capacidad para acometer todo lo que se le ponga por delante. ERC y Ciudadanos, que votaron en contra, les reprochan a los socialistas que el fichaje pudiera con todo. Pero ahí estaba el de Podemos, que por cierto se abstuvo, para preguntar si era un superdotado. A lo que la risueña Gisela exclamó que en Viladecans eran todos superdotados. ¿No se habrá confundido? Nosotros creemos que más bien somos masoquistas, perdón, menos los 11.711 que son superdotados, al 1.000% y el alcalde Ruiz, más todavía, a tenor de todos los cargos que le han caído encima. De eso hablaremos más detenidamente en otra ocasión.


Sea como sea, el equipo de gobierno, con la complacencia de la Encarni, ha ampliado el cortijo para seguir dando empleo a los amigos y conocidos. Eso sí, le recordamos que la ética y la legalidad solo son incompatibles para aquellos que quieren justificar lo injustificable.

El alcalde de Viladecans contrata al hermano del diputado José Zaragoza

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial