La inutilidad de Ciudadanos

José Miguel Villarroya
José Miguel Villarroya

Ines arrimadas parlament 13032018


Seguramente el título del presente artículo no reproduce exactamente lo que es Cs. Su inutilidad no es total, ya que si que es útil para aquellos que lo han creado, y no me refiero a sus militantes o dirigentes, sino a los poderes financieros y empresariales, que le han dado el gran empujón. Pero no deja de ser cierto, que es inútil, para todo aquello que dijo venía a cambiar.


Esta última afirmación, queda demostrada por su actitud en el caso del máster de Cristina Cifuentes, cuando está perfectamente demostrado que no existe, y que tuvo un trato de favor, se descuelgan primero con una comisión de investigación, cómo si quedara algo por saber, y tras la negativa del PP a la misma, con una petición de dimisión a la murciana, sea cualquier cosa para no apoyar una moción de censura y que diese el poder a la izquierda. Es decir, pesan más sus interese partidistas y electoralistas, que la limpieza de la vida pública, de la que tanto hacen gala y que venían a limpiar.


Su inutilidad más manifiesta se encuentra en Cataluña, donde ganan unas elecciones, que no les sirve para nada, ya que nadie quiere pactar con ellos, incapaces de generar consensos con nadie, les lleva a la más absoluta soledad. Eso sí, la culpa siempre es del otro, ya que ellos son lo mejor y más bonito de la política.


Cs es un partido populista, que se alimenta del ruido y del lío, y cuanto mayor sea este mejor, ya que les permite esconder su discurso bajo la bandera española y de la responsabilidad de Estado, para no enseñar su verdadera cara. El problema es que se les empieza a ver el plumero, u máxime cuando su referente europeo Emmanuel Macron, la muestra en toda su expresión: el neoliberalismo más salvaje, en forma de recortes del Estado del Bienestar y de libertades. Este es el verdadero rostro de C’s, y que pretende esconder.


Es por ello, que C’s es lo que Marx afirmaba de Luis Bonaparte en El 18 Brumario de Luis Bonaparte, que era un candidato que como valía para todos, no servía para nada. Cambien lo de candidato por lo de partido y será lo mismo. Claro está, que si sirve para los intereses de los de siempre.



Artículo original publicado en Catalunyapress

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial