Un cura se niega a hacer un funeral en castellano y la familia se marcha con el féretro en plena misa

|

Vista cardona

Cardona /@barcelonaesmoltmes


Los hechos ocurrieron este domingo cuando la familia de la difunta, Dolores Bastida Navarro, quería celebrar el funeral de la mujer, que falleció el sábado a la edad de 95 años. Tal y como se informa en el obituario, la última voluntad de Dolores era que la celebración de la misa fuera celebrada en castellano.


Sin embargo, todos los planes cambiaron cuando el cura de la parroquia donde se iba a realizar el funeral, en Cardona, se negó. De acuerdo con la versión de la familia, se hicieron "repetidas peticiones" de que el funeral se desarrollara en castellano, pero "ante la intransigencia del clérigo", todos los amigos y acompañantes de Dolores se vieron "obligados a abandonar el templo con el féretro antes de terminar el acto religioso, y dirigirse al cementerio". La familia afirma estar "consternada". 


El cura en cuestión se trata de Carles Pubill, que empezó la misa en catalán, luego cambió a castellano por la demanda de los familiares, sin embargo, acabó pasando otra vez al catalán. Fue en ese momento cuando los asistentes se retiraron porque el sacerdote no respetaba la última voluntad de la difunta. 


Pubill fue uno de los más de 400 curas que en septiembre de 2017 firmaron un manifiesto para apoyar el referéndum del 1-O que se celebró ese mismo año. En este manifiesto los firmantes defendieron como "legítima y necesaria" la consulta. 



COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE