Los clientes de la empresa pública Barcelona Energia no pagan la luz más barata

|


Barcelona Energia

@EP


La comercializadora municipal se planteaba en 2018 "como una de las medidas más importantes del mandato" en Barcelona con el objetivo de  ayudar a 20.000 hogares a ahorrar en la factura de la luz. Sin embargo, con el contexto actual, parece que esta teoría no se puede llevar a la práctica.


"El ahorro frente a las grandes eléctricas es importante y el cobro mensual, un método útil para no acumular grandes gastos de golpe" según Bernat C. Con el testimonio de "Bernat C." es como Barcelona Energia, la comercializadora pública de energía que impulsó el gobierno de Ada Colau en 2018, se da a conocer entre el público nada más entrar en su página web.


Barcelona Energia (BE) se presentaba en noviembre de hace tres años "como una de las medidas más importantes del mandato", tal y como afirmó la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en la comparecencia donde explicó el proyecto. Eloi Badia, concejal de Energía, en su día también dijo que con BE no competirían en precios con el resto de comercializadoras, ya que los márgenes "están muy acotados". "Competiremos en valores", añadía.


Sin embargo, estos valores  -ahora que el precio de la luz es un tema recurrente en las últimas semanas- parece que se han tenido que esfumar porque la compañía pública ha tenido que adaptar tarifas, alegando que "lo dice la ley".


UNA MÁS


Preguntado por distintos medios de comunicación, el departamento comercial de Barcelona Energia ha explicado que mantendrán los mismos precios y aplicarán el sistema de pago por horas punta como el resto, "porque no tenemos más remedio, es lo que obliga la ley". Y esta ley se tiene que cumplir, ya que "afecta tanto al mercado regulado como el libre".



La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una imagen de archivo

Captura pantalla Betevé


Así, en un momento en el que el precio de la luz ha alcanzado máximos históricos, la comercializadora del Ayuntamiento, no tocará los importes y aplicará las mismas pautas que las otras empresas, deviniendo una opción obsoleta para aquellos que quieran ahorrar en su consumo.


Por lo tanto, Barcelona Energia también será de las que tendrá que ofrecer la luz a precios elevados -este martes ha llegado a los 130, 57 euros el MWh- en las dos franjas que se consideran hora punta: de 10:00 a 14:00 horas y de 18:00 a las 22:00 horas. La cifra supone una subida del 28% respecto el martes pasado y el triple de lo que se pagaba en las mismas fechas del 2020, según el Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE).


¿DE DÓNDE PROVIENE LA ENERGÍA?


Con este contexto, Tersa, la suministradora pública principal de Barcelona Energia, mantiene su buena marcha en el mercado con un "récord de facturación" y "excedente neto", tal y como explica el portal Crónica Global. De este modo y siguiendo la auditoria de la compañía -a fecha de 31 de diciembre de 2019-,  la cifra de negocios de Tersa alcanzó los 76 millones, frente a los 60 millones del ejercicio del 2018, y el beneficio neto, los 5,6 millones (+58%). 


Igualmente, Barcelona Energia explica en su página web que se abastecen de energía "100% renovable". Hecho que sucede hoy en día, después de que Colau anunciara que no se usaría el suministro de la incineradora de Sant Adrià de Besòs tal y como tenía pensado en un inicio, a causa de la oposición y críticas que recibió por parte de los vecinos y ecologistas.


Por lo tanto, el origen de la energía actual de la comercializadora municipal procede de la planta de biogás de AMB ubicada en Vall d'en Joan, de todas las instalaciones fotovoltaicas del Ayuntamiento de Barcelona, y el resto de energía se adquiere de otros productores - a Gnera Energía en 2019 y Factor CO2 en 2020-o a través de licitación pública conforme a lo previsto en la Ley de Contratos del Sector público, informan desde Tersa. 



Captura

@Barcelona Energia


Este hecho explica que Barcelona Energia, como no se puede alimentar de la incineradora, tenga que comprar energía en el mercado, como hacen el resto de comercializadoras, y venderla al precio que se requiere en dicho mercado, que ahora mismo está muy elevado. Lástima que Colau no contara con la fluctuación de precios cuando presentó la propuesta dándola a entender como la "más asequible".


Esto mismo es lo que ocurre con otras empresas-comercializadoras de luz del Baix Llobregat donde muchas de las promesas hechas a sus clientes se quedan en eso "promesas". Porque una empresa energética pública no es sinónimo de bajos precios y buena gestión. 


Ada Colau, fundó esta empresa pública de gestión eléctrica, pero poco o nada ha conseguido. Por contra, se ha beneficiado de los altos precios del mercado, aunque no le ha servido ni para ser rentable ni para ganar clientes. La compañía Barcelona Energía aplica los mismos precios que tienen las privadas –y en algunos casos tienen picos en los que es incluso más cara–, por lo que no han logrado abaratamiento alguno en el recibo de sus clientes. Se defienden desde el Ayuntamiento en que tienen «las manos atadas por las actuales condiciones del mercado».


Colau la fundó en 2018 con la intención de ofrecer una alternativa eléctrica a las grandes compañías privadas "más barata, limpia y ecológica", pero tres años después no ha cumplido ninguno de estos objetivos. Tiene menos de 4.000 clientes y sus beneficios solo han empezado a mejorar gracias a la subida exponencial de precio de la luz en el mercado mayorista.


A la de Barcelona de Colau hay que sumar la del Ayuntamiento de Cádiz, cuyos vecinos no han notado una bajada notable en el precio de su factura. Por contra, las localidades oscenses de Panticosa y Hoz de Jaca fundaron sociedades públicas para gestionar la energía a precio de coste de centrales revertidas de sus términos municipales tras firmar un convenio con la Confederación Hidrográfica del Ebro. El Consistorio de Hospitalet de Llobregat estudia la implantación de un proyecto de autoconsumo de energía a través de renovables.


COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE