Detenida una pareja de Molins de Rei por suplantar la identidad de 53 personas

|

Los Mossos han detenido a una pareja, un hombre de 39 años y una mujer de 45, españoles y vecinos de Molins de Rei, por presuntamente estafar a más de 53 clientes que tenían una tarjeta de una tienda de muebles y comprar 114.000 euros a su nombre. 


Tarjetamonedero2

@EP


El hombre era extrabajador de la tienda de muebles, pero todavía tenía acceso a las bases de datos de los clientes, cosa que aprovechaba para hacerse pasar por ellos y comprar productos a su cargo.


Con la autorización del juzgado de instrucción número 6 de Sant Feliu de Llobregat, se realizó una entrada y perquisición en el domicilio del extrabajador y su pareja, ubicado en Molins de Rei y se detuvo a la pareja y se intervino documentación asociada a las estafas, varias tarjetas SIM y teléfonos móviles que habían sido usados en las estafas. Hasta la fecha se les acusa de 53 estafas, con las cuales habrían conseguido 114.262,89 euros. Los detenidos pasaron a disposición judicial del juzgado de guardia de Sant Feliu de Llobregat que decretó su libertad con cargos.


La investigación se inició el 18 de agosto del 2020 a raíz de la denuncia de una mujer que explicaba que se habían hecho varios cargos fraudulentos asociados a una tarjeta de crédito que tenía vinculada a una empresa de muebles y  se comprobó que se habían producido numerosas denuncias con esta metodología delictiva y los cargos fraudulentos siempre se hacían en comercios ubicados mayoritariamente en Molins de Rei.


En todos los casos, las víctimas tenían la tarjeta a su disposición, ni la sustraían ni la duplicaban y, por lo tanto, los datos salían de la base de datos de clientes del establecimiento. Los agentes averiguaron que un extrabajador de la empresa que se encargaba de gestionar estas tarjetas, todavía podía acceder a la base de datos. 


Una vez conseguía los datos, el estafador hacía una llamada al banco de la víctima y, haciéndose pasar por ella, pedía que asociaran la tarjeta de crédito con un nuevo número de teléfono, tras facilitar  toda la información requerida por el banco para hacer la modificación. Una vez hecho el cambio, el estafador podía pagar sus compras con el teléfono de prepago que había facilitado al banco y los cargos se repercutían a la cuenta corriente de la víctima.



COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial