​Se avecina una segunda ola de calor

|

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha anunciado que no descarta una segunda ola de calor en los próximos días, después de que los termómetros hayan dado una ligera tregua a las tórridas temperaturas de las últimas jornadas, en las que se han alcanzado en el país hasta 45,7 grados.



Ola de calor




El próximo fin de semana, probablemente se mantengan los termómetros en valores muy altos y no se descarta la posibilidad de que se superen los umbrales de intensidad, extensión y duración de las altas temperaturas necesarias para hablar de ola de calor, algo que anunciaremos en caso de que dicha posibilidad se confirme", ha adelantado  el portavoz de la Aemet Rubén del Campo.



A partir del jueves, “podemos hablar de un nuevo episodio cálido que dejará temperaturas entre cinco y diez grados por encima de lo normal en la mayor parte de España, al menos hasta el sábado, y se superarán los 35 grados en amplias zonas de la península y Baleares, y los 40 en los valles de los grandes ríos”, según el portavoz de la Aemet.


CÓMO HACER UN USO RESPONSABLE DEL AIRE ACONDICIONADO

Por fortuna, existe una manera de hacer un uso responsable del uso acondicionado. Lo primero será escoger un aparato acorde a nuestras necesidades de refrigeración y que sea energéticamente eficiente. Las frigorías son unas de las variables más importantes a tener en cuenta, así como si el aparato es compacto o partido, e incluso si son capaces de integrarse con otras soluciones tecnológicas de nuestra casa. Lo ideal será analizar cada uno al detalle, incluido el lugar en el que se instale es importante. De hecho, algunas compañías ofrecen asesoramiento a este respecto.

Elegir la temperatura adecuada es otro punto a tener muy en cuenta. 


La diferencia entre un aire acondicionado a 22 grados y otro a 26 puede suponer un 30% más de consumo energético, según los expertos. Según las indicaciones del IDAE, la temperatura ideal se encuentra en torno a los 24 y 26 grados centígrados. Por debajo de los 24 grados gastará más. Otro dato interesante es una diferencia de temperatura superior a los 12 grados entre el exterior y el interior puede ser perjudicial para la salud.


Cada año se produce un 20% de pérdidas de las necesidades de climatización en la viviendas de los españoles, por lo que es conveniente revisar que las puertas y ventanas estén correctamente selladas.


Es recomendable que el flujo del aire vaya hacia arriba, es decir, que no apunte directamente a las personas. También (y siempre que sea posible) programarlo durante un tiempo determinado para que se detenga de forma automática. Y por supuesto, apagarlo al marcharse de casa.


Más allá de lo comentado, el mantenimiento del aire acondicionado será fundamental. Por ejemplo, la limpieza de los filtros. Un filtro sucio puede disminuir la cantidad de aire fresco del aparato y es foco de virus y bacterias. Además, es importante que esté bien colocado. Aquí cabe comentar que algunos seguros de hogar con servicio de manitas incluyen este servicio de forma gratuita.


Por otra parte, conviene bajar las persianas en las horas de más calor, para evitar que la vivienda se caliente. Lo idóneo será instalar toldos y cortinas que aíslen las dependencias del calor exterior. Las dobles ventanas son también recomendables.


Hidratarnos y comer bien en verano , asimismo, nos ayudará a mantenernos más frescos y a mitigar la sensación de calor; y lo mismo ocurrirá con nuestra vestimenta y con las sábanas que usemos para dormir.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial