El polémico reparto de ayudas a entidades deportivas de Viladecans llega al mundo del fútbol

|

El club de fútbol del Rayo Viladecans es el único equipo de Cuarta Catalana del Baix Llobregat que sigue jugando en un campo de tierra, en Can Sellarès, un hecho que llevan denunciando desde hace dos años y que, aún así no se ha hecho nada para cambiar esta situación.


"Tenemos tres años de vida y desde el minuto uno hemos dado vueltas por el ayuntamiento, hemos tenido varias reuniones y la respuesta siempre es la misma: no hay espacio", denuncia el presidente del club, Sergio Moya. 


Rayo viladecans


Mientras el Rayo recibía negativas por todos lados, en este tiempo han visto como se ha ampliado el campo de la U.D. Viladecans, que ahora cuenta con dos campos, y el del Torre Roja, unos espacios que, como recuerda Moya, el club de Cuarta Catalana podría utilizar.


El presidente del Rayo reprocha al gobierno municipal de Carlos Ruiz su política de ayudas a los clubes deportivos. El concejal de deportes, Richard Calle, les ha llegado a decir que solo iban a ayudar a los clubes históricos, grandes y estabilizados. De hecho, tras esta respuesta desde el consistorio se les animó a crecer. "El primer año decían que debíamos tener más fútbol base y así podrían atendernos", pues bien, ya tienen cinco equipos de fútbol base y la respuesta sigue siendo que se ayudan a los clubes estabilizados.


No es la primera vez que una entidad deportiva de Viladecans denuncia estas prácticas. Vilapress hace unos meses habló con el C.E. Vilarítmica Dreams y criticaron exactamente las mismas prácticas por parte del ayuntamiento. "Hay un monopolio en el reparto de instalaciones deportivas con las entidades más antiguas", aseguraba Vanessa Redondo del club de rítmica a este diario.


Desde el Rayo Viladecans subrayan que, además, la zona en la que entrenan, Can Sellarès, está a la espera de una prometida reforma urbanística y que en los primeros planos sólo se conoce la construcción de pisos que puede limitar aún más el espacio para un campo de fútbol, "sería casi para fútbol 7", critica Moya. El ayuntamiento, por su parte, niega que se tenga nada decidido para esta zona, y se defiende de estas denuncias alegando que este año se ha hecho una gran inversión en los dos clubes de fútbol grandes de la ciudad, los citados anteriormente. "Hemos de dar respuesta también al basket, a la rítmica... y apostamos por los equipos que tienen cantera y que también reclaman mejoras", constatan.


Para Moya el objetivo del ayuntamiento es claro: "su objetivo es que sólo haya dos grandes clubs" y creen que con ellos se pueden lucrar. Mientras, los jugadores del Rayo Viladecans tienen que apañarselas para encontrar una zona de vestidores. Aún así no desisten y han anunciado que van a movilizarse para defender su profesionalidad y poder jugar en las mismas condiciones que el resto de clubes del Baix Llobregat.

Polémica por el reparto de usos de las instalaciones deportivas de Viladecans

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial