Presentación en sociedad del 'banco de tierras' del Parc de Montserrat

|

Un centenar de personas, venidas de Olesa de Montserrat, Abrera, Viladecavalls, Esparreguera y Ullastrell, han asistido a la presentación del Banco de Tierras que se ha celebrado el jueves 10 de octubre en el Auditorio de la Casa de Cultura de Olesa de Montserrat con el objetivo de incentivar la actividad agrícola y ganadera en el entorno del Parque Rural de Montserrat e intentar recuperar terrenos agrícolas que actualmente están en desuso o abandonados para aumentar las tierras arables y facilitar el acceso a la tierra al campesinado de la zona. 


Este es el objetivo esencial que persigue el Banco de Tierras, un proyecto impulsado por el BCN Smart Rural y creado conjuntamente por la Diputación de Barcelona, el Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Catalunya y la Asociación de Iniciativas Rurales de Catalunya.


Presentaciopn banco de tierra



La técnica del proyecto de BCN Smart Rural, Sonia Callau, destacó que "el Parque Rural de Montserrat tiene la objetivo de dinamizar el territorio poniendo la mirada y el objetivo de hacer que el sector agrario y la producción agrícola, ganadera y forestal reflote ". Del mismo modo, Callau explicó que el proyecto buscará que no se abandonen más tierras y recordó que este proyecto viene a solucionar una de las problemáticas que se habían hecho en el marco de los talleres participativos que se realizaron en el hora de idear el Parque Rural de Montserrat.


Tras la intervención de Callau, el alcalde de Abrera, Jesús Naharro, fue el encargado de hacer el primero de los parlamentos institucionales, alentando todos los actores a participar activamente en el Banco de Tierras del Parque Rural de Montserrat. Naharro aseguró que "quieren sumar más municipios a la iniciativa para potenciar el territorio desde la sostenibilidad". Naharro también aseguró que "el sector primario está muy dañado", y recordó que "ha sufrido muchas dificultades" que con "el Parque Rural y el Banco de Tierras se puede mejorar y revertir".


Por su parte, el aclade de Olesa, Miquel Riera, continuó el discurso recordando que "hace muchos años que se persigue la idea del Parque Rural para poder dar un nuevo valor al producto de la zona y preservar el territorio "y remarcó que" es importante intentar crear una marca que aglutine los productos de un territorio que comparte territorio e identidad bajo el paraguas de Montserrat ". Del mismo modo, Riera expuso que "con fórmulas como la del Parque Rural de Montserrat será más sencillo tener acceso a subvenciones europeas como los Fondos Europeos de Desarrollo Regional que permitan potenciar sectores como el primario en el territorio". En este sentido, Riera recordó la importancia de trabajar en red: desde la Diputación de Barcelona hasta los Ayuntamientos, pasando por los propietarios y arrendatarios.


En Olesa de Montserrat ya se ha hecho la fase de prospección e identificación de las tierras abandonadas y en desuso que hay dentro del término. Lo que se busca para el Banco de Tierras es que sean terrenos próximos al núcleo urbano, con suficiente superficie y accesibilidad para ser explotadas. En el caso de Olesa, hay más de una veintena de terrenos con estas características, con diferentes categorías, ya sean forestales, con potencial para el pasto o para el cultivo del olivo. El estudio también indica el tiempo que estas tierras llevan en desuso y qué características concretas presentan. Estas más de una veintena de tierras se ubican en cuatro grandes zonas con especial potencial: la Cruz de Beca, el Plan de can Limón, la zona cercana al lado de la carretera B-120 (de Olesa en Terrassa) y la espacio cercano al polígono y el cementerio de Can Singla.


El objetivo es evitar el abandono de las tierras de cultivo y el mantenimiento del mosaico agroforestal de los entornos de Montserrat. Para hacerlo posible, desde la Diputación de Barcelona, a través de BCN Smart Rural, ponen una serie de servicios a disposición de las personas propietarias de tierras y / o interesadas en arrendar su, como un servicio jurídico para la redacción y aprobación de los contratos de arrendamiento; un servicio técnico de información y acompañamiento para personas propietarias y interesadas en arrendar tierras; una página web con información de las tierras disponibles (información sólo accesible para personas registradas) y apoyo en la realización de los trabajos de recuperación de terrenos abandonados.


Dentro de la provincia de Barcelona, la Diputación, a través de BCN Smart Rural, quiere implementar hasta tres bancos de tierras. Con el proyecto de Banco de Tierras, y aparte de dar un nuevo uso a tierras que quizás estaban abandonadas, se consiguen otros beneficios como la reducción del riesgo de incendio, la minimización de los efectos de los incendios producidos, la protección del paisaje y sus recursos naturales, y revitalizar e impulsar la economía en la zona.


El BCN Smart Rural es un proyecto creado conjuntamente por la Diputación de Barcelona, el Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Catalunya y la Asociación de Iniciativas Rurales de Catalunya, y busca impulsar el desarrollo territorial aplicando estrategias innovadoras. El proyecto -que comenzó a andar en junio de 2018- tiene como finalidad dar nuevas oportunidades de desarrollo del conjunto de territorio rural no metropolitano para frenar la despoblación. Durante los últimos 60 años, en la provincia de Barcelona, más de 130.000 hectáreas han acabado quedando en desuso, una cifra que muestra la progresiva desaparición de un sector económico de economía verde como es el del agrosilvopastoral, que tan sólo ocupa un 1,6% de la población activa.


El proyecto se desarrollará hasta el 2021 en el ámbito de la demarcación de Barcelona no metropolitana, que cubre un total de 565.975 ha, lo que supone el 84,94% del territorio no metropolitano. Cuenta con un presupuesto de tres millones de euros repartidos en tres ámbitos de actuaciones como son un banco de servicios para impulsar la especialización y la competitividad en el mundo rural a partir de las nuevas tecnologías, el impulso de la economía verde y circular a partir de la gestión forestal y el impulso de la biomasa km 0, así como el fomento de actividad productiva agrícola y ganadera de alto valor ecológico.


El proyecto del Parque Rural del Montserrat arrancó el año 2004 a iniciativa de los municipios de Collbató, Olesa de Montserrat, Esparreguera y el Bruc. Este compromiso se formalizó entonces con la firma de un primer convenio de colaboración y, más adelante, en el año 2006, con la adhesión a la Carta para la preservación, la mejora, el desarrollo y la gestión del Parque rural del Montserrat. El año 2018 se aprobó el convenio marco de colaboración entre la Diputación de Barcelona y los 16 ayuntamientos impulsores del Parque Rural del Montserrat. Actualmente el Parque Rural del Montserrat abarca dos veguerías, Catalunya Central y Región metropolitana de Barcelona, cuatro comarcas Anoia, Baix Llobregat, Bages y Vallès Occidental, y cerca de 20 municipios. En total ocupa una superficie de 347,9 km², lo que supone el 4,5% del territorio de la demarcación de Barcelona.


¿Conoces el proyecto para la recuperación de tierras abandonadas del Baix Llobregat Nord?
El Parc Rural de Montserrat apuesta por la actividad agraria en los de su alrededor

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial