Los trabajadores de Titanlux, en huelga para protestar por los despidos masivos

|

Titanlux

Edificio de Titanlux en el Prat


Los trabajadores de la histórica empresa de pinturas Titanlux del Prat han convocado una huelga de dos horas por turno a partir del día 21 de noviembre, para todos los martes y jueves que restan hasta finalizar el año.


Concretamente, los días de paros serán el 21, 23, 28 y 30 de noviembre, y el 5, 7, 12, 14 y 19 de diciembre, de las 11 a las 13 horas y de 15 a 17 horas.


UGT informa de la intención de denunciar la política de despidos que está sufriendo Titanlux a causa de un ambicioso plan de reestructuración de plantilla que está llevando a cabo la dirección de la empresa y que tiene como único objetivo aumentar los beneficios a costa del despido de sus trabajadores y trabajadoras.


Sólo en lo que va de año han abandonado la empresa más de 70 personas, en un primer momento con ceses pactados, muchos de ellos bajo la presión de amenazas veladas de despido, y posteriormente a través de despidos objetivos.


Según el sindicato, "la voluntad de la empresa, manifestada directamente a los representantes de los trabajadores y las trabajadoras, es la de seguir despidiendo hasta conseguir sus objetivos económicos".


Y la vía elegida ha sido la de los despidos individuales, eludiendo así la vía de los despidos colectivos, que obliga a demostrar a la empresa que realmente existen causas legales y, en su defecto, a negociarlas con los representantes de la plantilla.

No es justo que los trabajadores y las trabajadoras paguen con despidos los problemas económicos ajenos a la marcha de la empresa. No estamos de acuerdo en que se externalicen las actividades productivas propias empresas que funcionan con salarios y condiciones precarias. No aceptamos que se despidan trabajadores para reducir los costes salariales, mientras la dirección y los altos cargos eluden su obligación legal de declarar en los balances los altos salarios que cobran. No aceptamos que sobre personal, mientras se les sobrecarga de trabajo con cada nuevo despido. No toleramos que se nieguen a abordar de forma seria y rigurosa los planes de viabilidad de la empresa con los representantes de los trabajadores y las trabajadoras.



Industrias Titán, líder del sector de los fabricantes de pinturas nacionales, es propiedad de la familia Folch-Rusiñol. Cuenta con más de cien años de historia, durante los cuales nunca registró pérdidas. En el año 2016 cerró con una facturación de 103 millones de euros, con los que obtuvo unos beneficios de 2,3 millones de euros.



Carreteras colapsadas en Sant Joan Despí y Sant Just Desvern por la huelga general
Los examinadores de tráfico volverán a hacer huelga en octubre
Los trabajadores de Eulen posponen la huelga al 6 de octubre

COMENTAR







Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial