La llamada de las seis y diez

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Mossos Urnas

Un agente de la Guardia Civil se lleva las urnas de un colegio electoral de Catalunya.


Estamos en el inicio del nada deseado 1 de octubre, para los ultra-independentistas el principio del fin de la España constitucional. Me he levantado temprano, soy madrugador por naturaleza ya que no perdí el oficio de "abrir" la radio a las seis, como se hacía en mi juventud, donde a mi me tocaba dar la tabarra en la EAJ 39 Radio Miramar a esa hora y a Pepe Navarro en la EAJ 1 Radio Barcelona. Ambos nos esforzábamos por animar a la parroquia para que se levantara animada y adornábamos nuestras palabras de ruidosos "efectos especiales" para que la cosa tuviera, sobre todo, humor y buen rollo. Ahora la radio musical se ha apuntado a lo que se ha venido en llamar "good morning" donde ya hay consumados especialistas con audiencias millonarias.


Como les indicaba, a las seis estaba en pie para venirme al centro de Barcelona -donde está la sede de nuestros diarios digitales- para acompañar durante el dia a mis compañeros más jóvenes que van a vivir e informarles a Vds. sobre lo que pasa en Catalunya. Como todo hijo de vecino tengo un móvil cuyo número conocen amigos y colegas de media España y un fijo que figura en las páginas amarillas como empresa distribuidora de abono orgánico, ya saben, cosas de telefónica. Pues, miren Vds. por donde, a las seis y diez sonó el susodicho teléfono y cuando lo hemos cogido, se produjo un silencio sepulcral y tuvimos la sensación que alguien nos quería enviar el mensaje: "Sé quien eres y también donde vives".


Decía un admirado colega que si a esas horas y es domingo llaman a la puerta de tu casa y es el panadero es que estás en una democracia y, que si es otro, ya puedes echarte a temblar porque vas a acabar mal el día. Por eso, si ese malévolo augurio se cumple, quiero darles las gracias por su paciencia al leer mis artículos cuando lo han creído conveniente puesto que ya saben que nuestros diarios defienden la Constitución y el Estatut y, por lo tanto, la DEMOCRACIA con mayúsculas, y eso hoy hasta tiene, nunca lo llegué a suponer, su valor añadido.


Solo una cosa más, un fuerte y sobre todo fraternal abrazo a Guardias Civiles y Policías Nacionales, así como a los fiscales y jueces que hoy se van a jugar, como se decía antes, vida y hacienda, por los que estamos aquí en el ojo del huracán esperando al misterioso autor o autora de la llamada de las seis y diez de este 1 de octubre.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial