La renovación del PSC de Viladecans, y la lucha por el poder de dos mujeres, de momento

|


Socialistes

Foto estreta del Twitter del PSC de Viladecans.


La verdad es que en la Colla del Mamut estamos algo desconcertados. No entendemos nada, no sabemos ni un pepino de política y con este panorama, el próximo estío nos vamos a sumergir en las escuelas de verano de todos los partidos políticos, haber si aprendemos alguna cosa o nos alejamos todavía más de la llamada clase política que predica una cosa y hace otra. ¿Eso es la política?, pues que insulto a la inteligencia es eso de la transparencia, la participación, y todo lo demás que son simples palabrerías de feriante, como estamos comprobando.


El cambio del cambio, la nueva política, y la participación más activa de los militantes, todavía no se ha hecho realidad ¿se hará algún día, aunque sea muy lejano?.


En la agrupación del PSC de Viladecans, donde hay un ilustre miembro de la ejecutiva nacional del PSOE, Carlos Ruiz,  recompensado por su apoyo al renovador Pedro Sánchez, -pero la renovación, la apertura se quedó solo en el papel – sigue ejerciendo su férreo control sobre la agrupación, según nos han contado unos cuantos afiliados que están hasta el gorro de la política de marcaje a los que no están de acuerdo con el rumbo de la agrupación socialista viladecanense.


Algunos se han marchado a sus casas y los hay que han cogido la directa a otra agrupación, como es el caso, significativo, de Victoria Corbacho, más conocida como Vicky, la sindicalista, Responsable de Organización de la UGT del Baix Llobregat y la Secretaria General de la UGT en el ayuntamiento de Viladecans, según figura en su Twitter.



Socialistes2


Resulta muy curiosa la marcha de Vicky, que lo ha hecho harta de las estrategias de la ejecutiva cuyo poder sigue en manos de Carlos Ruiz que no pierde comba, pese al lavado de imagen que ha pretendido hacer poniendo al frente de la agrupación a Elena Alarcón, regidora también en el ayuntamiento y conocida como "la simpática” que produce urticaria, según los que la conocen. 


Comentan las mismas fuentes, que el ego de la “dirigente” ha crecido tanto que no le cabe dentro y hay quien dice que sus amplias aspiraciones de crecimiento en el equipo de gobierno se ven reducidas a la nada dado que Gisela, la Portavoz del PSC en el consistorio no está dispuesta a cederle, ni un milímetro de su poderío,  como demuestra su cargo de portavoz, donde sus dotes de oradora dejan en mal lugar a la aspirante.


"Pobre Elena" afirman algunos de sus compañeros de siglas y eso que ella cuenta con el apoyo de su compañero y amigo, Pere Gutiérrez, que como dice un refrán, “Dios los cría y la política los junta”.

Las hemerotecas, son como las colas de pasa

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial