El edificio de la vergüenza, sus actores y Juan Palomo

|

Verguenza 1


El edificio de la vergüenza está prácticamente ocupado por una serie de vecinos que no han tenido el más mínimo escrúpulo de alquilar unas viviendas poco “éticas”. Es la solidaridad de los ciudadanos. Sin más comentarios. Pero la colla del mamut, sigue con la investigación de una decisión del alcalde Carlos Ruiz, con el consentimiento de José Luís Atienza, el periodista jubilado y cómplice de las barbaridades que se han hecho hasta el momento en Viladecans.


¿Se acuerdan de "la comisión" que se creó para que analizara la legalidad de la construcción?. Si esa que solo sirvió para ganar tiempo y legitimar la monstruosidad urbanística que supone el pegote del edificio de la vergüenza. El estudio dio la razón al ayuntamiento, eso estaba ya previsto. Lo significativo del tema es que una de las personas que firmaba el informe era Josep Enric Luján Lerma, jefe del Departamento de Servicios Jurídicos del Área de Planificación Territorial del consistorio. Pero la cosa tiene más enjundia, como decía un colega. Este abogado presidía también la Junta de compensación de la calle Pallars, donde se ubica el "edificio de la vergüenza".

Pero todavía hay más: ¿saben quién era el secretario de la Junta de Compensación?, Ubaldo Fernández, Secretario Interino en el Ayuntamiento de Santa Margarita de Montbui plaza a la que accedió mediante concurso oposición en el año 2012.  ¿Quien presidía el tribunal de ese concurso de oposición?, según nos cuentan tachín, tachín, lo presidió Josep Enrique Luján Lerma, a quién las "malas lenguas del pueblo" califican como “protector” de Ubaldo Fernández, quién se pasea muy a menudo por Viladecans, y ha intervenido en otros asuntos. No se sabe que horario debe tener en el ayuntamiento de Santa Margarita de Montbui, porque se le ha visto unas cuantas mañanas en nuestro municipio, como Pedro por su casa. 

Pero la vinculación de Viladecans con el ayuntamiento que preside Teo Romero -Santa Margarida de Montbui- siempre ha sido muy estrecha y de colaboración mutua. Por esta razón quizás el hermano de Josep Enric Lujan Lerma, arquitecto de profesión fue durante unos años gerente de una empresa municipal en esa población. Al final, la empresa se disolvió, pero él ya no estaba.

La familia siempre es muy importante y en este caso se resume en: "Juan Palomo yo me lo guiso, yo me lo como”, lo malo es que los ayuntamientos son instituciones públicas, no fincas privadas. Todo muy ¿legal?, pero la ética se la han dejado en la octaba planta del edificio de la vergüenza y como corre el aire, esta se la ha llevado hacia los terrenos donde se ubicaba la antigua empresa Derivan…….

Carlos Ruiz y las familias de Viladecans
¿Por qué hay derribos que van a cuenta de las arcas municipales?
​El alcalde, el PSC y alguno más toman a la gente por idiota

COMENTAR







Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial