​La amenaza hongkonesa

Manuel Fernando González Iglesias
Manuel Fernando González Iglesias

A Coruña, 1952

Mientras medio país se distrae comentando y opinando sobre la trágica muerte de Blanca Fernandez Ochoa, algunos de los que vivimos en Catalunya y también viajamos por toda España todo el año, estamos siguiendo con creciente preocupación los comentarios publicados en la red y en algún diario digital sobre el seguimiento que las cabezas pensantes del independentismo procesista, dicen que están haciendo de la crisis hogkonesa, a la que ejemplarizan como método de lucha contra el Estado español con garantía de éxito, ya que lo ha sido palmariamente en la ex colonia británica y nada menos que contra la todopoderosa China.


Bloquear aeropuertos acoplando activistas a las colas de turistas, rescatar botes de humo metiéndolos en otros más grandes para luego hacerlos explotar, no mostrar identidad política en las manifestaciones o peleas con la policía para proteger a los gudaris urbanos, cambiar los lazos amarillos por los cascos del mismo color que lucían los ciudadanos de Hong Kong para mejorar una imagen ya obsoleta, crear -en definitiva- un caos insuperable, son según los amigos del sátrapa Torras edificantes métodos de lucha urbana mientras se presume ante la prensa con gestos grandilocuentes de pacifismo a ultranza.


Y si eso es lo que nos espera en los próximos meses, porque esa estrategia ya está diseñada en Waterloo, vayamos preparándonos los pobres ciutatans de Catalunya, que diría el gran Tarradellas, para trabajar desde casa los que ocupamos mesa y ordenador en Barcelona, porque lo que nos espera es inasumible desde el punto de vista de la normal convivencia cívica y un riesgo vital muy serio para nuestras personas y familias.


A Torra le encanta la estrategia, como a mí me gustaría que los Tribunales vayan tomando nota de esa toma de posición claramente belicista. El pensamiento supremacista lo tiene claro, China cede, al menos aparentemente, a tanto desmán ¿por qué no va a hacerlo España? Por cierto, ¿el embajador de la República Popular China ha tomado nota de esta actitud de los Torra & el independentismo catalán, que tanto dinero les ha llegado a pedir para conseguir la independencia, para trasmitírselo a su Gobierno como muestra más que evidente de la alucinante intromisión de esta Generalitat desnortada en los asuntos internos chinos? ¿Qué piensan ahora de la inocente compra-venta de las urnas del procés en su país? ¿No van a cambiar su posición en la política exterior en este asunto del independentismo catalán? Y el Gobierno de España, ¿ya ha puesto a trabajar a sus servicios de información para que no les vuelvan a sorprender como la última vez?


Son preguntas fáciles de contestar en un lugar privado, para que nadie se escandalice, pero que nos pueden permitir a los que vivimos en Catalunya no volver a tener la sensación que nos dejan al pairo en Madrid y que encima somos los catalanes malos.


Esto es un Estado de Derecho y las guerrillas urbanas están fuera de la ley, aunque los incompetentes que están negociando la formación de un gobierno democrático luzcan una berza en la oreja izquierda y no se enteren. Señoras y señores del PSOE y PODEMOS, consulten de una puñetera vez las redes sociales y lean lo que andan tramando los que nos quieren montar otro lío en nuestras calles con total impunidad y desparpajo. Acaben de una puñetera vez con sus ridículas negociaciones y piensen que en el asunto de la amenaza hongkonesa ayer... ya era tarde.


'La amenaza hongkonesa' es un artículo original de catalunyapress.es 

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial