Las monjas Paúlas se van de Olesa muy a su pesar

|

La congregación de les Filles de la Caritat de Sant Vicenç de Paül ha decidido cerrar el convento de las hermanas Paúlas en Olesa de Montserrat, un hecho que ha supuesto todo un golpe emocional al municipal.


La congregación, incluso, les ha puesto una fecha límite: las 7 hermanas de la comunidad tienen que abandonar la casa el 26 de agosto.


El impacto ha sido tanto que ha llegado hasta el ayuntamiento. El pleno municipal de este 26 de julio, a propuesta del PSC, se aprobó una moción para reconocer institucionalmente la labor realizada por las monjas Paúlas en Olesa de Montserrat.


También, desde la Associació de Veïns del Casc Antic se ha hecho una recogida de firmas para intentar que las monjas se puedan quedar en el municipio, como es su deseo. Asimismo, desde el Ayuntamiento de Olesa también se están haciendo gestiones para intentar que la congregación atienda el deseo de las hermanas.


Monjas paulas olesa de montserrat


FOTO: Ajuntament d'Olesa de Montserrat.


Más allá de esta actuación, lo que recoge la moción aprobada este jueves 26 de julio por unanimidad es el agradecimiento a la labor realizada por la congregación en Olesa de Montserrat durante 90 años. 


La moción recuerda que la congregación tiene presencia en Olesa desde el año 1929, a partir de la donación de la familia Puigjaner destinada a una de sus hijas, Amparo Puigjaner, que entró a formar parte de las Hijas de la Caridad. También repasa las tareas realizadas por las hermanas a lo largo de estos años, como, en los primeros tiempos, la atención domiciliaria de personas con necesidades, "para continuar con una tarea muy importante" como era el cuidado de niños de la población. 


La moción recuerda que "durante muchos años se alojaron en su guardería de la calle Santa Oliva, en ocasiones siendo las mismas Paúlas las que recogían a las niñas y niños en casa para permitir que las madres y los padres pudieran cumplir los horarios de las fábricas". Esta tarea de cuidar de los niños se fue transformando en un proyecto educativo con la creación de la guardería Santa María en 1972, un proyecto que llevaron a cabo durante 18 años, hasta la cesión a la parroquia.


Según remarcó el concejal del PSC Fernando Vicente y que recoge la moción, "el trabajo realizado desde el 1929 permitió que muchas mujeres de Olesa se pudieran incorporar al mercado laboral, en una época donde la conciliación familiar no era posible su tarea lo permitió". El texto también incide en el hecho de que las Paúlas "llevaron a cabo una importante labor de servicio de enfermería a domicilio y en su casa cuando el acceso a la sanidad era limitado". 


Por todo ello, el Pleno municipal acordó hacer una declaración institucional en representación de la ciudadanía de Olesa de Montserrat agradeciendo la labor realizada durante 90 años en Olesa, y comunicar este acuerdo a la Casa Provincial de Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl.


SITUACIÓN DE LAS PAÚLAS


Actualmente, la comunidad de las hijas de la caridad consta de 7 hermanas que viven en la calle Santa Oliva número 34. La responsable de la comunidad, desde hace seis años y medio, es sor Josefa que ha explicado que la sección provincial de Zaragoza ha decidido cerrar el convento y repartir las 7 hermanas en diferentes lugares. El motivo, que son muy grandes y que la casa no reúne las condiciones adecuadas.


Las hermanas han podido elegir destino para su edad y cada ya tiene claro dónde irá cuando cierren el convento, pero les gustaría continuar viviendo juntas en Olesa y mantener las tareas que todavía hacen en beneficio de las personas más vulnerables. Sor Josefa es la hermana más joven de la comunidad y tiene 78 años. Aunque llegó hace seis años y medio, ha declarado que se ha adaptado muy bien a la casa y al pueblo. Sor Josefa ha recordado que hace noventa años que las monjas Paulo están en Olesa de Montserrat.


Sor Josefa ha anunciado en Olesa Radio que está agradecida porque este sábado, mosén Esteban, el alcalde Miquel Riera y la ex alcaldesa Pilar Puimedon irán hasta Zaragoza a hablar con la congregación y pedir, como mínimo, que se alargue el plazo para dejar el convento.


Sor Amelia, ahora tiene 89 años, llegó a Olesa de Montserrat en 1951, hace 68 años. Dijo que se irá a Barcelona, junto a su hermana. Agradece la recogida de firmas y lo valora como un gesto de aprecio del pueblo hacia ellas, pero cree que no servirá para hacer cambiar de decisión a la congregación. Sor Pilar llegó a Olesa de Montserrat en 1955 y ha dicho que ha sido muy feliz ejerciendo sobre todo como enfermera en el municipio.


Las monjas Paúlas también han anunciado que desde la parroquia están organizando una misa en honor a la labor desarrollada por la comunidad de las hijas de la caridad en Olesa de Montserrat. 


Las 7 hermanas Paúlas del municipio quieren que las tareas de ayuda a las personas más vulnerables se sigan haciendo y anima a las diferentes entidades y ciudadanía a continuar con su labor.

Olesa, de luto por la muerte de su ex alcalde Pere Planas
Olesa preocupada por la quema de contenedores y su alto coste para el ayuntamiento

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial