El PSC ve a Núria Marín como presidenta de la Diputació de Barcelona

|

La batalla por la presidencia de la Diputació de Barcelona sigue abierta a poco más de 24 horas de que se celebre el pleno de investidura y eso que el viernes 5 de julio PSC y Junts per Catalunya (JxCat) anunciaron un acuerdo para gobernar el ente supramunicipal del que la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, era la candidata principal para dirigirla.


Investidura nuria marin



Claro que esto ha saltado completamente por los aires y ha desatado una tormenta en el seno del independentismo. El otro partido empatado a 16 escaños con los socialistas en la Diputació, ERC, puso el grito en el cielo y acusó a los post convergentes de haber roto la unidad independentistas, reproche que JxCat rebotó a los republicanos recordándole los pactos de Esquerra y PSC en Sant Cugat del Vallès y otros tantos municipios.


El lunes 8 de julio, los dos partidos independentistas tuvieron reuniones con sus respectivas cúpulas y posteriormente entre ellos pero no hubo avances, aunque sí propuestas con exigencias. ERC le ha pedido a Junts que reconsidere su postura e incluso ha llegado a ofrecerle la presidencia, mientras los post convergentes le exigen a los republicanos que antes deshagan los pactos con el PSC en los diferentes ayuntamientos de Catalunya. 


Por otro lado, JxCat no parece muy convencido de que el pacto independentista sea posible, ya que sería fundamental el apoyo de los comunes. De hecho, la presidenta de CatComú en el Parlament, Jéssica Albiach, ha asegurado este martes 9 de julio que los comuns no darán apoyo "a un gobierno en el que participe JxCat" en la Diputació de Barcelona.


En una rueda de prensa, Albiach ha insistido en que su apuesta es constituir un tripartito de izquierdas en la corporación, y ha criticado que "es triste ver a ERC y el PSC peleándose por los votos de la derecha, mirando a la derecha, en este caso a JxCat".


En respuesta a los periodistas, la líder parlamentaria de los comuns ha explicado que durante la semana pasada mantuvieron negociaciones con otros grupos sobre la Diputació, pero que el lunes no hablaron con ellos, que este martes desconoce si ha habido contactos y que están dispuestos a negociar antes del pleno del jueves, insistiendo en su apuesta por el tripartito.


PP Y CIUTADANS


Las reservas de los comuns a apoyar a un gobierno en la Diputació del que forme parte JxCat se extienden a PP y Cs y, tras la propuesta del concejal popular en Badalona Xavier García Albiol que pide al PSC romper el pacto con Jxcat y a Cs y comuns apoyar a los socialistas, ha zanjado que apuestan por "políticas valientes, de izquierdas y de transformación", descartando acuerdos con naranjas y populares.


Eso sí, en conversaciones con Vilapress, fuentes de Ciudadanos han calificado de "pacto de la vergüenza, de la infamia y vergonzoso" el acuerdo del PSC con JxCat a quein consideran el partido del 3% y del "supremacismo de Torra y Puigdemont". Con estas palabras el partido naranja han declarado que aún no tienen decidido el sentido de su voto, ya que para ellos, el pacto de los socialistas es un "regalo al independentismo".


La portavoz de Cs en el Parlament, Lorena Roldán, también ha afirmado este martes 9 de julio que al PSC "solo le interesa perpetuarse en el poder" después de que los socialistas hayan pactado con JxCat para gobernar la Diputació de Barcelona, un pacto que ha calificado de vergonzoso.


El acercamiento entre partidos está siendo imposible, el independentismo se resquebraja y el pleno de investidura fijado para el 11 de julio.


LA CONVICCIÓN DEL PSC


Mientras los partidos van diciendo la suya, desde el socialismo se guarda un silencio considerable. La portavoz del PSC-Units en el Parlament, Eva Granados, ha confiado en que "se cumplirá" el pacto al que llegaron JxCat y los socialistas para que la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, sea la próxima presidenta de la Diputació de Barcelona. 


En una rueda de prensa este martes 9 de julio en el Parlament, la diputada socialista no ha ido más allá a la hora de valorar la crisis abierta entre JxCat y ERC por el pacto en la corporación provincial y se limitó a esperar que la formación de la ex Carles Puigdemont cumplirá.


Igualmente, la Diputació de Barcelona ya ha consultado a la Junta Electoral Central qué hacer en caso de que si se presentara un solo candidato este recibiera más "noes" que "síes" en segunda vuelta. La respuesta ha sido clara: gana el que tenga más escaños y en caso de empate el que tenga más votos, lo que deja en una posición más que ventajosa al PSC, ya que podría hacerse con la presidencia de la Diputació sin apenas haber entrado en conflicto.

La Diputación de Barcelona, escenario de la crisis del independentismo
ERC tiende la mano a JxCat con tal de entrar en el gobierno de la Diputació de Barcelona

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial