Al ayuntamiento de Viladecans no le gusta que escriban que tiene deudas

|

Ya se sabe que la burocracia en las instituciones sigue siendo la asignatura pendiente a resolver... Por esa circunstancia, los ayuntamientos, a los pocos años de volver la democracia, decidieron crear las empresas municipales, por razones de eficacia en la gestión de actividades y servicio. ¿Son importantes estas empresas? Claro que sí, como mínimo por tres razones: por lo que hacen, por el patrimonio que manejan y por la cantidad de gente que emplea. Algunos las denominan las oficinas de colocación de los partidos que gobierna. De esta manera tienen en ellas un granero de votos asegurados en las elecciones.


Dinero


Lo malo del asunto es que la mayoría de ellas son deficitarias: tienen perdidas, por la “gestión” ¿irresponsable? Los ayuntamientos deben hacerse cargo de esas deudas.


Estos días en la página web de Hacienda -el gran ojo que vigila a todos- aparecían el listado de las deudas de los ayuntamientos. Al grupo del Mamut nos ha llamado la atención la del ayuntamiento de Viladecans que tiene un “agujero” de 41.022.000 euros. Desde la redaccion se pidió la opinión del ayuntamiento sobre el tema. La respuesta está publicada en la noticia al respecto. Pero claro, hay algunos personajes que toman por tontos y mentirosos a este diario, cuando la información que se da no les gusta, aunque los datos hayan sido sacados de Hacienda. ¿Miente Hacienda?


Los datos que facilita el gabinete de prensa, suponemos que alguien se los ha facilitado, quieren desligar la deuda de las empresas con la del ayuntamiento, como si fuera dos cosas distintas, pues no, Angel. La deuda es del ayuntamiento que permite que la gestión de las empresas sea deficitaria, aunque algunas maquillan los resultados para que no den pérdidas.


Viladecans Mediterránea gestiona el patrimonio del ayuntamiento, es decir de “todos” los ciudadanos, aunque los que gobiernan actúen como si fuera suyo. Pues bien, ese patrimonio se está vendiendo a trozos, sin que nadie de una explicación de esta estrategia de descapitalización. Pese a ello, las pérdidas son importantes. Claro que Montoro se dio cuenta que las empresas municipales no podían seguir este camino -todas las empresas no, solo las de Viladecans- y las incluyó dentro de las instituciones municipales, incluso sugirió el cierre de las mismas si durante tres años seguían dando pérdidas, circunstancia que ha puesto muy nerviosos a unos cuantos.


Lo que habría que explicarle a Hacienda es la rentabilidad social de las empresas, porque genera puestos de trabajos a los “agraciados” que consiguen entrar. Si no que se lo pregunten, entre otros, al hermano de Sala Martín, el cambia chaquetas…


Le remendamos al “reflexivo” jefe de prensa, que no intente explicar a los medios lo que el interpreta sobre los temas, que se limite a facilitar la información que interpretar es asunto de los que escriben las informaciones.


Insistimos, el ayuntamiento de Viladecans tiene una deuda de 41.022.000 euros. Las empresas municipales, como su nombre indica son del ayuntamiento, lo demás es vender humo, por no decir mentir a la ciudadanía.

El ayuntamiento de Viladecans dobla su deuda en cuatro años
El hermano de Sala Martín trabaja en una empresa del Ayuntamiento de Viladecans

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial