Siete municipios del Baix Llobregat Nord exigen la reducción de tarifa de transporte público

|

Martorell, Olesa de Montserrat, Abrera, Castellví de Rosanes, Collbató, Sant Esteve Sesrovires y Esparreguera han presentado una carta conjunta al conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat para pedir la puesta en marcha de la T-Mobilitat y poner fin al agravio comparativo con los municipios del Área Metropolitana de Barcelona.


Titulos transporte


Estos siete municipios reclaman al Govern la reducción de una zona tarifaria de transporte público a la espera de la puesta en marcha de la T-Mobilitat. Durante la mañana de este 9 de abril representantes de los siete ayuntamientos del Baix Llobregat Nord han registrado en la conselleria una carta conjunta en la que solicitan la reparación del agravio comparativo respecto de los 36 municipios de la ÁMB que, desde el 1 de enero, se incluyen en la tarifa plana de transporte y, por tanto, forman parte de la zona tarifaria 1.


En la carta, dirigida al conseller Damià Calvet, los alcaldes de los siete municipios firmantes, piden al gobierno catalán la implantación de la T-Mobilitat lo antes posible y que se implemente "un nuevo sistema tarifario más justo y transparente". También la ejecución, con carácter de urgencia, de las actuaciones en materia de infraestructuras necesarias para mejorar la oferta de transporte público en los municipios no metropolitanos. Y, por último, que, hasta alcanzar el despliegue efectivo de la T-Mobilitat en todo el territorio, se bonifique con la reducción de una zona los municipios que no han sido beneficiados por la tarifa plana, para minimizar el agravio que sufre la ciudadanía de las poblaciones no metropolitanas, y que a la línea transversal de cercanías R8 hasta Granollers se aplique tarifa de zona única.


Actualmente todas localidades forman parte de la zona tarifaria 3 (menos Collbató que es zona 4), esto hace que el precio de un billete sencillo para ir a Barcelona sea de 4,10 euros, mientras que para una persona de un municipio de la zona 1 este es de 2,20 euros. Asimismo, una T-10 de 3 zonas tiene un coste de 27,40 euros, mientras que una de 1 zona cuesta 10,20 euros.


Por este motivo, los municipios reclaman a la Generalitat que ponga en marcha el proyecto de la T-Mobilitat, un nuevo sistema de transporte que permitirá calcular el precio del transporte público de manera personalizada, según las rutinas de transporte, los kilómetros recorridos y la frecuencia de uso. 


Ferrocarrils fgc sant esteve


La puesta en funcionamiento de la T-Mobilitat ha sufrido reiterados aplazamientos y en la actualidad la Generalitat ha hecho público que su despliegue no se prevé que comience hasta el año 2021.


En la carta entregada al departamento de Territori i Sostenibilitat los representantes de los siete municipios del Baix Llobregat Nord lamentan que "la situación actual perjudica enormemente los vecinos y vecinas de los municipios no metropolitanos, ya que aparte de disponer de una menor oferta de transporte público deben asumir un agravio de triple dimensión: la social, en tanto que muchos de los usuarios no tienen alternativa al transporte público; la ambiental, porque repercute en la decisión de utilizar el vehículo privado en lugar del transporte público colectivo, y la económica, porque el precio de la tarifa es mucho más elevado".


VALORACIONES DE LOS ALCALDES


El concejal coordinador del área de Territori i Sostenibilitat de Esparreguera, Rogeli de la Cruz, que ha asistido, ha afirmado en declaraciones a Radio Esparreguera que "es injusto que exista este agravio en el oferta de transporte público y que los esparreguerins y esparreguerines no tengan las mismas facilidades que municipios cercanos que sí forman parte de la tarifa plana del transporte público metropolitano, como es Castellbisbal".


El alcalde de Martorell, Xavier Fonollosa, ha destacado el agravio "importantísimo" que supone para los vecinos y vecinas de su municipio tener cuatro estaciones a tocar el núcleo urbano, tres de las cuales son en zona tarifaria 3 y una, ya en término de Castellbisbal, en zona tarifaria 1. Por esta razón cree que lo más justo es que se aplique la T-Mobilitat, "que debería haber entrado en vigor el 1 de enero de este año, ahora lo han aplazado hasta el 2021 pero tampoco tenemos claro que entre en vigor en esa fecha".


Alcaldes baix llobregat nord


La alcaldesa de Olesa, Pilar Puimedon, remarcó que "es de justicia pedir una reducción de zona tarifaria si otros municipios están disfrutando, porque si no es un agravio comparativo que perjudica claramente nuestros vecinos y vecinas". Según Puimedon, aparte del componente económico y social de la demanda, hay que tener también en cuenta el medio ambiente, y ha reivindicado que "si realmente se quiere fomentar el transporte público, hay que hacerlo haciéndolo más competitivo". La alcaldesa de Olesa también lamentó que a menudo se olvide la zona norte del Baix Llobregat en la aplicación de medidas como, en este caso, la reducción de las zonas tarifarias.


Enric Carbonell, alcalde de Sant Esteve Sesrovires, considera que "es de justicia pedir que se aplique la T-Mobilitat, y mientras no se haga, reducir en una zona" la tarificación de los municipios de la zona norte del Baix Llobregat, sobre todo si se quiere tener en cuenta, remarcó, la realidad y problemática que sufren municipios pequeños como Sant Esteve, "que no tienen transporte público ni la posibilidad de financiarlo".


Jesús Naharro, alcalde de Abrera, también considera que la reducción de la zona tarifaria "debe poder beneficiar a todos". En el caso de Abrera, por ejemplo, "estamos limítrofes a municipios que están integrados en el área metropolitana" y por tanto, es un agravio, afirma, que los vecinos y vecinas del municipio tengan que pagar mucho más por el transporte público. Además, ha añadido Naharro, esta reducción supondrá una apuesta por el medio ambiente, en potenciar el uso del transporte público entre la ciudadanía.


El alcalde de Castellví de Rosanes, Juan Carlos Almirall, explicó, por su parte, que los vecinos y vecinas del municipio tienen que desplazarse hasta Martorell para hacer uso del servicio de tren, y por tanto, cree que es necesario que "nuestros vecinos y vecinas puedan beneficiarse de una reducción de las tarifas del transporte público". Por esta razón considera importante que los municipios unan esfuerzos para conseguirlo.


Finalmente, el primer teniente de alcalde de Collbató, José Estradé, explicó que la situación de su municipio "es históricamente complicada", ya que sus vecinos y vecinas no sólo tienen que coger el autobús y el tren para llegar hasta la zona de Barcelona, sino que, además, están en zona tarifaria 4. Por esta razón cree importante que, en tanto no entre en vigor la T-Mobilitat, haya una reducción de una zona a los municipios del Baix Llobregat Nord.

El Baix Llobregat Nord reclama cambiar de zona tarifaria de transporte público
Calvet culpa al sector privado del retraso de la T-Mobilitat

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial