Codorniu plantea un nuevo ERE y trasladar sus oficinas de Esplugues a Sant Sadurní

|

El grupo Codorníu Raventós ha planteado un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 79 trabajadores y el traslado de las oficinas en Esplugues de Llobregat a la bodega en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona).


En un comunicado este martes, la empresa ha detallado que este ERE afectará empleados del centro de Sant Sadurní, 26 de las oficinas de Esplugues y 10 de la bodega Raimat (Lleida).


La empresa ha asegurado que "realizará esta reestructuración de forma socialmente responsable" y que ofertará un plan de prejubilaciones y programas de acompañamientos para los empleados afectados por la medida.


Codorniu


Sobre el traslado de las oficinas, lo ha justificado para "aprovechar las sinergias de todos los departamentos para lograr una visión transversal del negocio, agilizar la toma de decisiones y potenciar el trabajo en equipo".


Ambas medidas las ha anunciado "con el fin de focalizar los recursos en la adecuación del negocio y en el crecimiento y construcción de las marcas de mayor valor".


El grupo ha explicado que ha puesto en marcha un plan estratégico global a cinco años que quiere "recuperar el crecimiento histórico" de la compañía ganando eficiencia y dando solidez a las áreas del negocio de mayor valor.


REACCIÓN SINDICAL


Ante este anuncio el sindicato CC.OO. ha mostrado su rechaza de manera inmediata. La sección sindical de Industria ha recordado que su reivinidcación prinicpal a la compañía es un plan industrial que garantice la actividad de la empresa y la de sus puestos de trabajo. 


El sindicato ha amenazado que si en este plan no se contempla garantizar el futuro de la compañía ni que cualquier medida que afecte a los trabajadores no sea traumática, CC.OO. de Industria ha amenazado con iniciar una campaña de movilizaciones para desbloquear la situación y ejercer una negociación creíble y ajustada a las necesidades de los trabajadores que forman parte de Codorniu.


COMPRA DE CARLYLE


Estas medidas del grupo Codorniu llegan después de que el fondo de inversión estadounidense The Carlyle Group adquiriera la mayoría del accionariado del grupo catalán el año pasado.


Codorníu firmó a finales de junio la venta de una participación mayoritaria a The Carlyle Group, que valoró el 100% de la compañía en 390 millones de euros.


Asimismo, el grupo realizó en 2017 un ERE para 71 empleados por el cierre de líneas de producción que derivó de dejar de producir para terceros, en el que también ofreció un plan de prejubilaciones y programas de acompañamiento.



COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial