Varios municipios del Baix se preparan para la llegada de la bici eléctrica compartida

|

Poco a poco han empezado a aparecer en distintos municipios, son como unas jaulas cilíndricas y contienen bicicletas eléctricas. Se trata de del eBicibox, el servicio de bicicletas eléctricas compartidas impulsado por el Àrea Metropolitana de Barcelona y que se va a extender hasta por 10 municipios de la comarca.


En Sant Feliu de Llobregat, ya se pudieron ver dos paradas el pasado diciembre, y en El Prat de Llobregat ya están instaladas las tres paradas, con capacidad para 14 bicicletas cada una en distintos puntos de la ciudad. Los módulos en esta última ciudad estarán ubicados al lado de la estación de Renfe, en la plaça de Sant Jordi y en la plaça de Louis Braille.


Ebicibox


Los 12 municipios en los que inicialmente se instalará el servicio serán, además de El Prat y Sant Feliu, Castelldefels, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat, Gavà, L'Hospitalet de Llobregat, Sant Boi de Llobregat, Sant Cugat del Vallès, Sant Joan Despí, Sant Just Desvern y Viladecans, que forman prácticamente un continuo urbano, según el AMB.


El AMB tiene prevista activar este servicio este 16 de enero con una flota inicial de 300 bicis repartidas en 45 módulos de 14 plazas y, una vez consolidada esta fase, se seguirá "dando respuesta a la demanda de la ciudadanía y de otros municipios metropolitanos".


Las bicicletas serán eléctricas para facilitar que cualquier persona las pueda utilizar (independientemente de su estado físico) y para superar las subidas de determinados municipios, que no es el caso del Prat, totalmente plano.


El AMB ha previsto cerca de 630 plazas en total para garantizar una disponibilidad alta de estacionamiento libre en cualquier módulo, cada uno con entre seis y siete bicicletas a disposición de los usuarios y de siete a ocho plazas vacías para posibles retornos.


Las personas abonadas al eBicibox pagarán una cuota anual de 30 euros y después pagarán por uso. Los primeros 30 minutos serán gratuitos y, a partir de ahí, cada media hora costará 50 céntimos (hasta un máximo de 5 horas). El servicio funcionará los 365 días del año desde las 7 de la mañana hasta la media noche. Durante el resto de horas se hará la redistribución de bicicletas, mantenimiento y recarga de baterías, con un coste anual aproximado de 600.000 euros.

Sant Feliu se prepara para la llegada de las bicis eléctricas del AMB
El 'bicing' llega al Baix Llobregat

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial