El Govern evita sentarse con los vecinos de la Gran Vía L'Hospitalet a escuchar sus propuestas

|

El polémico Plan Director Urbanístico (PDU) de Gran Via L'Hospitalet diseñado por el gobierno de Núria Marín y aprobado por la conselleria de Territori, con Damià Calvet (PDeCAT) a la cabeza, sigue preocupando a los vecinos de la zona que se sienten ignorados por los máximos representantes de la Generalitat.


Si en la anterior visita de Calvet a la zona, el conseller dijo conocer las quejas de los vecinos de la zona pero que el proyecto seguiría adelante, tres meses después la plataforma No Més Blocs #StopPDU ha denunciado que el responsable político del Govern ha rechazado sentarse con ellos tal y como había prometido hace tres meses.


Pdu gran via hospitalet


En un comunicado, los afectados por este plan urbanístico recuerdan que tanto Calvet como el regidor de CiU en el ayuntamiento y alcaldable por el PDeCAT en L'Hospitalet, Jordi Monrós, se comprometieron en su visita a reunirse con ellos para discutir los puntos más polémicos del plan.


Tras la espera, la única respuesta que han recibido es una reunión con técnicos, aseguran, "nada que ver con el compromiso inicial", critican.


La plataforma vecinal ha advertido a Calvet y a los responsables del Govern y del PDeCAT que "no hablaremos con técnicos de necesidades de los barrios ni de modelo de ciudad ni de paz social". Los miembros de No Més Blocs #StopPDU consideran que son la "máxima representación política del vecindario contrario al PDU" y, por esta misma razón subrayan que su interlocutor "debe ser el máximo responsable político de la conselleria" y no un equipo de técnicos.


Pese a todo, la plataforma no se da por vencido y sigue a la espera de que el conseller Damià Calvet encuentre hueco en la agenda "para cumplir su palabra y comunique día y hora para reunirse con la Asamblea" de la organización.


LAS PETICIONES Y DENUNCIA


El proyecto que pretende conectar la ciudad con el río tiene varios puntos polémicos que se han presentado repetidamente a la Consellería y que se ha pasado por alto. Los puntos más conflictivos son la urbanización de la única zona agrícola que quedaba en L'Hospitalet, Can Trabal, y que ahora formará parte de este proyecto que prevé poder edificar en la zona viviendas y diversos edificios que pueden llegar a alcanzar los 24 pisos de altura lo que modificará el skyline de la ciudad pero también la extinción de uno de los pocos pulmones verdes que perviven en la ciudad.


Otra de las acusaciones de los vecinos y representantes políticos es la entrega de ese suelo al sector privado. Y es que ninguna administración pública, ni el ayuntamiento ni la Generalitat van a desembolsar un sólo euro de los 176 millones que está previsto que cueste el proyecto. Será responsabilidad de las empresas, oficinas e inmobiliarias que quieran construir allí quien tendrán que pedir los permisos y costearse las construcciones que quieran ubicar en esta zona.


Este plan urbanístico comprende una superficie de 105 hectáreas y prevé la cobertura parcial de la autovía C-31, la creación de un parque de 30 hectáreas, la mejora de la conexión de L'Hospitalet con el río Llobregat y la definición de nuevos polos de actividad econmica.


No Més Blocs #StopPDU no es el único movimiento contrario a este plan urbanístico, ERC y la CUP ya mostraron sus quejas durante su aprobación e incluso han llevado el caso a los tribunales así como Canviem LH presentaron otro recurso.

Calvet defiende el polémico plan urbanístico de Gran Via L'Hospitalet pese al rechazo vecinal
Una agrupación vecinal de Hospitalet organiza una manifestación contra el Plan Urbanístico Gran Via-Llobregat

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial