El proyecto de Medicina Tradicional China de la Generalitat y L'Hospitalet, en el aire

|

Fàbrica Godó i Trias


El Ministerio de Salud anunció el 14 de noviembre su Plan de Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias, un proyecto que quiere combatir todas aquellas recetas milagrosas que dicen curar enfermedades sin que haya evidencias científicas. Tampoco permitirá que tenga titulación oficial ninguno de estos estudios ni que se llamen ‘centros de salud’ los lugares donde se aplican estas técnicas.


Esta norma, ha sido aplaudida por todos los equipos médicos que llevan tiempo esperando una regulación sobre este tipo de 'profesionales' que dicen tener curas milagrosas y tienen sus propios 'centros' donde la gente los escucha y les hace caso sin ofrecer garantías de nada.


El Gobierno se ha comprometido a elaborar una lista sobre qué incluye el término 'pseudociencia' pera ya el día 14 hablaba de dos muy claramente. La homeopatía y a la acupuntura. Lo hacía en estos términos: "(…) el 6,2% de los españoles acudieron a un profesional de la acupuntura y hasta un 9,8% a un homeópata. Estos datos ponen de manifiesto que la utilización de pseudoterapias no es residual (…)".


Esto puede afectar a uno de los proyectos más importantes que tenía la Generalitat de Catalunya con el Gobierno. El plan de la Generalitat está en marcha desde hace años: incluye la creación de un Máster Oficial en Medicina Tradicional China -impartido por la Universitat de Barcelona, la Pompeu Fabra y la Universidad de Beijing- y la construcción de un Hospital de Medicina Tradicional China. La UB lleva ya tres años con impartiendo clases y ya han salido los primeros titulados y, en mayo, el ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat licitó las obras de construcción de este centro de salud, dependiente del Hospital Clínic (a través de Barna Clínic), en la antigua fábrica Godó y Trias.


PENDIENTE DE UN HILO


Todo este proyecto entorno a la Medicina Tradicional China, entonces, se ha quedado pendiendo de un hilo tras el plan presentado por el Gobierno. Pese a que la lista aún no ha salido, la Medicina Tradicional China tiene como una de sus terapias fundamentales la acupuntura -una pseudociencia, para el Gobierno- que ya se aplica en varios centros públicos, especialmente como medicina complementaria para las enfermedades llamadas del dolor. ¿Qué pasará pues con ese centro?


Desde el Hospital Clínic por el momento prefieren ser precavidos. "Se ha de ver como se acaba de operar este plan", admite el director médico de Barna Clínic, Antoni Castells. Eso sí, "creemos que es importante que los profesionales podamos participar" en la elaboración de este plan, porque, recuerda, que "la acupuntura es una indicación para el tratamiento del dolor", dentro del marco de los tratamientos complementarios. Pero hasta el momento, parece que nadie ha contactado con ellos.


Desde la Universidad de Barcelona, donde se imparte un Máster Oficial en Medicina Tradicional China, admiten que "esto nos puede hacer daño". Son palabras del propio decano de la Facultat de Medicina, el doctor Francesc Cardellach, que lamenta que el Gobierno ponga la acupuntura a la altura de otras pseudociencias, "no nos parece lo más correcto".


Cardellach recuerda que el máster, que tiene titularidad oficial y que por tanto tiene reconocimiento incluso a nivel europea, "ha pasado todos los filtros y eso implica también los de los ministerios de salud y de educación”. De hecho, recuerda que la OMS y revistas y estudios científicos las integran. 


Lo que está claro es que todo está en aire. Los mismos profesionales no se ponen de acuerdo. Mientras Cardellach recuerda que la medicina china no es sólo acupuntura sino también "masajes, reflexología, tratamientos con hierbas", Castells sólo le da validez a la acupuntura y rechaza que el resto de tratamientos sean científicos, e incluso se plantea que el Clínic siga dando apoyo al proyecto "se tendrá que ver".

Aprobado el plan urbanístico para el Hospital de Medicina Tradicional China

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial