¡Ya es Navidad en la Policía Municipal!

|

La Policía Municipal de Viladecans, llevaba una temporada sin ser noticia después del último” arreglo” de pluses al que había accedido el equipo de gobierno local. La tranquilidad dentro está garantizada, aunque contrasta con las críticas de los ciudadanos porque la mayoría de las veces los agentes no dejan explicarse a los ciudadanos, ellos siempre tienen razón a lo que más de uno de los sufridos “súbditos” no les queda más remedio que morderse la lengua sino, ya sabe, cómo terminará la cosa: multa al canto que diría cualquier hijo de vecino. Son los “tics” de los que se saben con la sartén por el mango. Una situación que ya se creía superada por el olor a “naftalina” que desprende.


RecursoNavidad




Desde hace un tiempo faltan efectivos en el cuerpo después de 8 bajas, algunas por jubilación y otras porque han preferido cambiar de aires, debe ser por la gran contaminación con que cuenta este municipio del Baix.


Según explicaba el gobierno que preside, Carlos Ruiz, en el último pleno, hay problemas para cubrir las bajas de agentes. Al parecer ser policía local en Viladecans no es atractivo por lo que está costando cubrir las vacantes en una plantilla de por sí reducida de efectivos. Vamos que son pocos los que quieren trabajar en esta ciudad/pueblo, ¿por qué será? que diría la Bombi en sus mejores tiempos. Seguramente porque nadie ha sabido explicar todas las cosas buenas con que cuenta el municipio. tomates con denominación de origen Viladecans, el Outlet que da empleo a “miles” de ciudadanos locales, muchas calles - en el mismísimo centro- con carril bici, y con mobiliario urbano que le sale gratis al ayuntamiento porque lo ponen los vecinos y Urbaser se retrasa en recoger porque considera que son auténticas obras de arte. Y así esta Colla del Mamut podría seguir enumerando la gran cantidad de razones para vivir en la ciudad de las antenas de telefonía y que los que se marchan no saben apreciar en su justa medida.


Con la manida "excusa" de que hacen falta efectivos, la mejor manera de solucionar el problema es a base de añadirles horas extras a mansalva a los que quedan. ¿Pero a todos los agentes o sólo a determinados? Esto de darles horas extras a los agentes podría parecer lo más normal del mundo, pero hay que recordar que el consistorio llegó a un acuerdo con los sindicatos policiales que estipulaba un porcentaje de horas extras fijo anual, que no se ha respetado y ahora con su plácet, el de los sindicatos, quitan este tope anual que ha durado lo que un caramelo a la puerta de un colegio. Los sindicatos están de acuerdo con la medida aprobada, lo mismo que los grupos de la oposición que cada día se enteran menos, de "la misa la mitad" de lo que se lleva al pleno, de lo que le pasa por delante de sus narices, no ven o no quieren ver y pican el anzuelo votando a favor de los intereses del Equipo de Gobierno.


El gasto en horas extras creemos que debe ser de esos que hacen historia. ¿Cuál será ahora el coste total real de tantas horas extras. Desde luego el equipo de gobierno no lo va a poner en el portal de la transparencia el coste de la nueva modalidad de “horas extras por un tubo”. Será por eso que de golpe y porrazo el silencio, no precisamente de los corderos, ha llegado al cuerpo de la Policía Local de Viladecans. Ya no hay quejas ni públicas ni privadas ahora son todos la gran familia unida gracias a las horas extras que supondrán un aumento considerable en la nómina de los “ungidos”. Es una delicia la paz social que se ha instalado en la sede de la Guardia Urbana de Viladecans. Ya es la Navidad en la Guardia Urbana.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial