El manifiesto de los “chorizos”

|

Pensamos que las asociaciones de vecinos deben existir, tienen su papel. Durante muchos años han ejercido una función reivindicativa muy importante. Podría decirse que han sido el azote de los políticos. Pero desde hace un tiempo, demasiado, algunas han cambiado, sus objetivos por otros: primero, las fiestas y festejos, y reivindicaciones, pocas para no molestar al gobierno municipal de turno. 

Sant joan albarrosa viladecans



Quizás por la dejación de sus funciones, las asociaciones, cada vez tienen menos credibilidad para sus convecinos y más para la administración y algunos partidos políticos que hacen todo lo posible por controlarlas.


La Asociación de vecinos de Alba-Rosa, es de las que desde la Colla del Mamut pensamos que hace más fiestas que protestas. Este 23 de junio, como cada año, organiza la verbena de Sant Joan y para informar a los socios y “demás” vecinos han hecho una convocatoria que han subido a Facebook cuyo texto ha dejado a más de uno con la boca abierta y los ojos en blanco.


Entre otras cosas dicen que no hay que llevar comida ni bebida. Que hay que comprarla en el chiringuito que monta la asociación dejando en el aire la pregunta de que “¿si te dejarían traértela en la terraza de un bar?” y pensar que el dinero que se recauda se reinvierte en los socios, por lo que quien no cumple con esa premisa os está “robando a todos”. Y están son textuales, sin añadidos.


La verdad es que con estas afirmaciones quedan muy retratados los autores de este texto tan democrático. La Plaza donde se celebra la verbena es pública, de todos los ciudadanos, nadie tiene la exclusiva, aunque así lo crean. Si alguien quiere llevarse sus sillas, la comida y su bebida, no está robando a nadie. ¿Y a quien se apropia de algo que es de todos cómo se llama? Tratar así a las personas que no pasen por las exigencias de una junta muy cuestionada es una muestra más de la intolerancia, la falta de respeto, de democracia y todos los adjetivos que quieran colocarse.


Dicen que por sus hechos los conoceréis, pues ahí tienen la muestra de cómo actúan los que se otorgan la utilización en exclusiva de un espacio público, sin que les suban los colores.


Los que tengan dudas, que sepan que la Plaza es de todos, que tienen derecho a utilizarla como cualquier otro vecino y que no pertenece a ninguna asociación.


Que actitudes caciquiles como esta no les amargue la verbena. Eso sí, no beban demasiado que los excesos pasan factura a la salud.

En el casino de Albarrosa se hacen obras sin permiso municipal
Los problemas de la Asociación de Vecinos Albarrosa

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial