Desarticulada una de las bandas más activas en robos con fuerza en viviendas

|

Los Mossos d'Esquadra, en una operación conjunta con agentes de la Policía Nacional y con el apoyo de la policía de Georgia a través de su enlace en el Estado, han desarticulado una organización criminal especializada en los delitos contra el patrimonio, en especial en los robos con fuerza en domicilios, entre ellos varios municipios del Baix Llobregat.


Durante el primer trimestre de 2018, pocos meses después de que hubiera finalizado el rodaje de la serie de ficción 'Merlí' en un centro escolar del barrio de Sant Genís en Barcelona, un grupo numeroso de personas de origen georgiano ocuparon el edificio.


Mossos



A partir de ese momento se empezaron a producir robos con fuerza en domicilios, además de otros hechos delictivos relacionados con el patrimonio. Los vecinos y comerciantes de la zona, alarmados por la situación de inseguridad que se había creado como consecuencia de esta realidad delictiva, se comenzaron a preocuparse y ponerlo en conocimiento de la policía.


Poco después la actividad policial dio los primeros frutos y los Mossos pudieron detener un primer grupo de personas de nacionalidad georgiana que se habían escondido en el instituto justo después de cometer un robo en un piso de la zona.


Al cabo de unos días algunos de los arrestados, que habían quedado en libertad con cargos, fueron detenidos nuevamente en Madrid por delitos de la misma naturaleza que habían cometido con otros ladrones de nacionalidad georgiana.


El hecho de que los investigadores vieran que estaban ante un grupo criminal con movilidad por diferentes puntos de España supuso que se creara un equipo de trabajo conjunto con agentes de la Policía Nacional. En sólo unas semanas los agentes de ambos cuerpos pudieron reunir indicios y pruebas suficientes para concluir que esta organización criminal era una de las más activas y con más integrantes de las que habían operado nunca en la ciudad de Barcelona.


En el interior del centro escolar los investigadores han llegado a acreditar la presencia de más de 100 personas de origen georgiano, todos con numerosos antecedentes policiales, también en varios países de la Unión Europea. Se trata siempre de delitos contra el patrimonio y, especialmente, robos con fuerza en domicilios, tipología delictiva en la que los investigados habían especializado.


MODUS OPERANDI


Los investigadores pudieron acreditar como los investigados se organizaban en grupos de tres o cuatro personas que salían algunas noches a cometer robos con fuerza en viviendas ubicadas en los alrededores de la escuela, pero también en otros distritos de la ciudad o en municipios de la demarcación de Barcelona. Los ladrones seleccionaban minuciosamente los pisos que querían violentar después de haber usado marcadores. Para hacerlo colocaban pequeñas piezas de plástico o tiras de cola en los marcos de las puertas de entrada con el fin de saber si los propietarios serían en el interior del piso o no.


Robo vivienda



Otra actividad delictiva que llevaban a cabo consistía en salir algunas tardes para realizar hurtos en establecimientos comerciales de la capital catalana y en municipios del área metropolitana.


La investigación se ha llevado a cabo en varias fases: las primeras detenciones se produjeron durante el mes de enero de este año y finalizó el 29 de mayo con el desalojo total de la escuela ocupada.


Durante el tiempo que ha durado la investigación, los agentes han localizado indicios de la participación delictiva en más de 70 robos con fuerza en domicilios, con afectación principal en la ciudad de Barcelona, pero también en Madrid y otros municipios de la geografía catalana como Martorell, Cerdanyola del Vallès, Terrassa, Berga, Abrera, Sitges, Mataró, Moncada y Reixach y Santa Coloma de Gramenet.


La operación se ha saldado con la detención de 26 personas como autores de diferentes delitos contra el patrimonio, catorce de las cuales están en prisión preventiva, y con 61 personas más arrestadas por infracción de la Ley de Extranjería.


Desde el momento en que se iniciaron las fases de desarticulación de las diferentes células operativas que conformaban la organización criminal, se ha podido constatar un descenso continuado -alrededor de un 20%- en los robos con fuerza en domicilio en la ciudad de Barcelona.


En la operación por parte de los Mossos han participado agentes de la División de Investigación Criminal (DIC) y de las comisarías de Horta y Les Corts. En cuanto a la Policía Nacional han participado agentes de la Unidad Central de Delitos Especializados y Violentos (UCDEV), la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de Barcelona y la Unidad Contra Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de Barcelona. La investigación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción 11 de Barcelona.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial