Vuelven las mayorías absolutas al Baix Llobregat

|

El Baix Llobregat ha vuelto a teñirse de rojo y con mayoría por el efecto Pedro Sánchez. Con datos que superan más del 40% del voto escrutado, el PSC podría recuperar las mayorías absolutas de Sant Boi, Gavà, Cornellà, Viladecans y Esplugues. Las ciudades más grandes de la comarca.


En total, los socialistas se imponen en un total de 15 municipios del Baix Llobregat, y en 7 de ellos con mayoría absoluta, la mayoría en el llamado cinturón rojo. Al PSC le sigue, ERC que se ha impuesto en un total de cinco municipios, uno más que Junts per Catalunya, aunque los ex convergentes consiguen una mayoría aplastante en uno de ellos.


El PP, por su parte se ha vuelto a imponer en Castelldefels e Iniciativa, que ha perdido su nombre en todos los municipios a favor de las listas de 'comuns', se ha quedado sólo con El Prat y Pallejà. En el resto se han impuesto candidaturas municipalistas.


Recuento votos

EL CINTURÓN ROJO


Sin duda, la mayoría de las ciudades del que en su día fuera el cinturón rojo, han vuelto a recuperar su título. Y es que el PSC se ha vuelto a imponer.


Antonio Balmón vuelve a repetir como alcalde y consigue una mayoría absoluta holgada con 14 regidores, uno más de los necesarios para conseguir mayoría absoluta. También la obtiene, pero justa, Carles Ruiz, en Viladecans.


Antoni Poveda, en Sant Joan Despí; Ráquel Sánchez, en Gavà: Pilar Díaz, en Esplugues y Lluïsa Moret en Sant Boi también podrán gobernar en solitario con sus 11 escaños que le dan la mayoría.


En Sant Just, en cambio, donde el PSC también ha logrado un escaño más pero que no le es suficiente para obtener la mayoría como pasa en el resto del cinturón rojo,  L'Hospitalet incluido. Lo mismo que le ha pasado en Sant Andreu de la Barca.


Y aunque sin mayoría absoluta, el PSC ha vuelto ha recuperar la capital de comarca. En Sant Feliu ha sacado 6 regidores, dos más de los que tenían, y uno más de los que obtiene Sant Feliu en Comú.


En Molins también se han impuesto los socialistas que obtienen 7 regidores. La marcha del ex candidato de CiU, Joan Ramon Casals, no le ha ido bien a Junts per Molins que con Ramón Sánchez se queda empatado a cuatro con el bloque independentista que conforman ERC y CUP y que podrían acabar gobernando


En el Baix Llobregat Nord, los socialistas solo han logrado imponerse en tres localidades. En Abrera donde consigue 11 escaños, cuando la mayoría es de 9; y en Vallirana, donde ha perdido un regidor pero mantiene la mayoría.


Incluso en Sant Vicenç dels Horts, la localidad natal de Oriol Junqueras ha dado la victoria la noche de este domingo al PSC, que ha conseguido ser la fuerza más votada con 4.349 apoyos, el 33,69%. Con el 100% escrutado, la lista liderada por Miguel Comino ha recuperado buena parte de su presencia en el ayuntamiento, pasando de cinco a ocho concejales. Aún así necesitaría a Ciutadans para gobernar.


Tras tomar el relevo de Junqueras al frente del consistorio, la actual alcaldesa, Maite Aymerich, ha sido la segunda fuerza más votada con 4.283 apoyos -el 33,18%-, y ha pasado de nueve a ocho concejales.


Como tercera fuerza, Cs ha conseguido mantener los tres ediles que obtuvo en 2015 gracias a 1.512 votos -el 11,71%- frente a los 1.585 de 2015 -que fueron el 13,23% de los apoyos-.


Como cuarta fuerza ha quedado Sant Vicenç En Comú Podem - En Comú Guanyem (SVHCP) con dos concejales con 1.312 votos -el 10,16%-, manteniendo los que Podemos obtuvo en 2015; asimismo, JuntsxCat ha quedado fuera del consistorio pese a 314 votos -alejados de los 680 de las pasadas elecciones-.


En Cervelló se ha producido algo curioso y es que ante la mayor oferta de partidos, tan sólo han entrado tres al ayuntamiento, frente a los cinco que hubo en 2015. Además, PSC y ERC han empatado a seis escaños y sólo ha entrado un regidor de Cs, está por ver cuál va a ser la opción de los socialistas.


En la ciudad vecina, Esparreguera, el PSC se impone sumando tres regidores y sumando un total de 9 escaños aunque no lograría los 11 necesarios para la mayoría.


UNA COSTA DIFERENTE


En la costa del Baix Llobregar la tónica ha sido otra. En El Prat de Llobregat se impone El Prat En Comú, con 11 regidores, pero sin lograr la mayoría absoluta, y además de Podemos necesitaría un apoyo más para gobernar.


Por su parte, el PP ha vuelto a imponerse en Castelldefels, pero puede que, de nuevo, las cifras no le permitan gobernar a no ser que el PSC lo apoye con sus 6 escaños, a no ser que se reedite el pacto de los socialistas con el resto de partidos a excepción de Cs.


ENTRE EL INDEPENDENTISMO Y LOS MUNICIPALISTAS


A excepción de las regiones antes mencionadas donde se ha impuesto el socialismo, en el Baix Llobregat Nord los colores son más diversos. Se puede hablar de hasta 10 localidades independentistas, pero la mitad de izquierdas y la otroa mitad de derechas. Y en este panorama aparecen también los partidos de carácter municipalista


Lo más destacado, sin duda ha sido la aplastante mayoría que ha obtenido Xavier Fonollosa en  Martorell con el 50,32% de los votos. El resto de exconvergentes que han ganado en el terriotorio no han logrado, en cambio la mayoría absoluta y mucho menos, de manera tan aplastante.


También Endavant Castellví, la antigua, CiU se mantiene en Castellví de Rosanes, pero esta vez con Adrià Camino como candidato a alcalde. Y Junts per Catalunya se impone en Sant Climent donde repite sus 5 escaños y en Begues, con siete, uno más que en las elecciones municipales anteriores, pero insuficientes para lograr la mayoría.


Los republicanos también han obtenido la victoría en cinco municipios del Baix Llobregat pero sin llegar a obtener la mayoría en ninguno de ellos. 


En Corbera ERC se desmarca del empate que tuvo con los socialistas en 2015 y obtiene hasta 6 regidores y sólo le harían falta los votos de la CUP para gobernar. Mientras tanto, en Sant Esteve Sesrovires los números se han dado vuelta de modo que ERC se ha impuesto con 5 escaños al PSC que retrocede hasta los 4. Algo que también ha sucedido en Collbató donde ahora los republicanos han sacado cinco regidores, los que tenía en 2015 Socialistes de Collbató, que ahora obtiene tres.


En Sant Coloma, todo ha cambiado también, y ERC se ha impuesto en votos y empata a cuatro con Progrès-En Comú y volverá a ser necesario un pacto. 


Por último está el empate que se ha producido en El Papiol entre ERC y Sumem per El Papiol, lista socialista que queda en desventaja ante el peso del resto de partidos independentistas que entran en el ayuntamiento.


Los municipalistas han sido importante, por otro Al margen de las peleas de los grandes partidos hay tres localidades deonde la victoría es de los municipalistas


En  Olesa de Montserrat, el Bloc Olesà sin Pilar Puimedón, vuelve a ganar pero no repite mayoría absoluta, obteniendo ocho escaños, seguido del PSC con cuatro. La mayoría ahora está en 11 escaños. La sorpresa, por eso, ha sido la entrada de Ciutadans en el ayuntamiento por primera vez.


Por su parte Torrelles apuesta de nuevo por el partido independiente y municipalista Compromís i Acord per Torrelles (CAT) que se verá obligado a pactar tras perder los dos escaños que le daban la mayoría en favor de ERC.


En cambio todo sigue exactamente igual en La Palma de Cervelló donde se ha impuesto La Palma Sempre en La Palma, partido municipalista en la esfera de los 'comuns' pero se verá obligada a pactar.


Donde si han ganado los 'comuns' ha sido en Pallejà, donde Ascensión Ratia ha sumado hasta 7 regidores imponiéndose a los socialistas, pero sin lograr la mayoría. 

Núria Marín (PSC) alcanza la mayoría absoluta en L'Hospitalet
Fuerte repunte de la participación en las elecciones municipales del Baix Llobregat

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial