Las toallitas húmedas, un problema para Abrera (y el mundo)

|

"El inodoro no es una papelera", así acaba el último comunicado lanzado por el ayuntamiento de Abrera destinado a evitar que se tiren las famosas toallitas húmedas por la taza del váter.


Toallitas humedas

No es un caso que vive únicamente de Abrera, sino mundial, pero lo cierto es que se han estado dando casos tal y como muestran las imágenes.


Las toallitas, muy útiles en las tareas domésticas, se han convertido en un residuo peligroso, ya que no se deshacen y provocan un gran impacto económico y medioambiental. Están hechas de fibras de celulosa y plástico y llegan intactos a las depuradoras, provocando atascos en la red de saneamiento y en la estación de bombeo de Abrera, gestionada por la Agència Catalana de l'Aigua. 


El vertido de productos de difícil desintegración por los inodoros, como las toallitas húmedas, perjudican gravemente la red de saneamiento, provocando este tipo de obstrucciones.


Incluso las toallitas comercializadas como "biodegradables" y que los fabricantes anuncian que se pueden tirar por el inodoro no se deshacen de forma instantánea como el papel.


Por eso, el ayuntamiento de Abrera recuerda que los atascos en las tuberías provocados por las toallitas húmedas provocan grandes sobrecostes en las tareas de saneamiento que paga la ciudadanía, ya que encarecen el recibo del agua.


COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial