Las trabajadoras de la limpieza de las dependencias municipales de Viladecans, siguen ignoradas por ayuntamiento y empresa

|

Las trabajadoras de la empresa Endavant encargadas de la limpieza en colegios y dependencias municipales de Viladecans siguen en pie de guerra. Y el motivo de esta decisión es el bloqueo en la negociación del convenio colectivo desde 2017. Más de dos años de negociación infructíferas porque la empresa se niega a aceptar ninguna propuesta que suponga incremento económico para las trabajadoras.


La plantilla ya realizó diversas concentraciones en 2018 y desde entonces hasta hoy se han mantenido varios contactos, tanto con la empresa como con el ayuntamiento de Viladecans, pero la dirección de la empresa, no ha variado su posición.


Pero es que las reuniones con el ayuntamiento no han ido a mejor. La última tuvo lugarar el pasado mes de  diciembre  con la presencia en la misma del alcalde, Carles Ruiz , quien les  dijo que se iba a solucionar, pero que debían hablar con la empresa ya que ellos ya otorgaron la nueva licitación y esta problemática era estrictamente laboral.


Limpieza

Imagen de archivo.


El problema es que la empresa, a su vez, también responsabiliza al consistorio de esta situación porque el último concurso que presentó el ayuntamiento y que Endavant ganó, era por 200.000 euros inferior al anterior, y por tanto no pueden acometer una subida de los sueldos y se ven obligados a recortar las horas. 


Esto hace que las cerca de 70 trabajadoras de la limpieza de los edificios municipales de Viladecans lleven con el sueldo congelado desde 2016, con recortes de más de 400 horas de recorte y con una negociación completamente bloqueada.


Por si eso fuera poco, el propio Ruiz en la última reunión se mostró muy molesto porque el sindicato había expresado a Vilapress que no quiso mantener una reunión con ellas. Un reproche que es tan cierto como "justificable por parte de todos, ya que el sindicato presentó la petición formal para mantener la reunión, pero igual él la desconocía en el momento de hablar con el diario", trataron de razonar las trabajadoras.


No fue un buen inicio para una reunión donde las perjudicadas eran las trabajadoras y no la reputación de Ruiz, pero el sindicato ha quitado hierro al asunto, aunque admite que "no podían decir que no sabían nada" ya que se habían realizado ya distintas concentraciones en la calle.


Ahora, cerca de tres meses después, las trabajadoras de Clece siguen en la misma situación. Nadie más ha movido un dedo por ellas. Han mantenido reuniones con Viladecans Sí Se Puede   Guanyem Viladecans y el Partido Popular, pero más allá de escucharlas "nadie nos ha dicho que fueran a solucionar el problema".


Por eso, este 14 de marzo, las trabajadoras van a mantener a celebrar una asamblea  para decidir  las nuevas acciones que van a llevar a cabo "porque si no hacemos nada, nadie va a mover un dedo para cambiar la situación", lamentan a Vilapress. Ya han sido demasiado comprensivos y "no hacer nada no es una opción". "Entendemos que se trata de un problema laboral, pero que hubieran puesto más dinero para el nuevo contrato de licitación", reprochan al consistorio y advierten, "la propuesta será movilizarse".


Las trabajadoras son conscientes de que pueden acusarles de oportunistas, de actuar de manera política a las puertas de las elecciones, pero nada más lejos de la realidad, aseguran. "No podrán decir que no les hemos dicho nada", recuerdan.


Las trabajadoras de la limpieza de los colegios y dependencias municipales de Viladecans, en pie de guerra
La precarización de los servicios de limpieza de edificios municipales de Viladecans va a más

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial