El Hospital Sant Joan de Déu atiende cada año a 250 menores con conducta suicida

|

Teenager 422197 960 720



El Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues atiende cada año una media de 250 jóvenes que presentan una conducta suicida. Así lo asegura Francisco Villar, psicólogo clínico y responsable de la Unidad de Conducta Suicida del Servicio de Salud Mental del hospital, que acaba de presentar una tesis doctoral que estudia más de 800 casos de menores.


Villar clasifica a los jóvenes atendidos en tres grupos distintos: el primero y más numeroso (que representa a cerca del 60% de jóvenes), está formado por aquellos que presentan problemas vitales y conductuales de largo recorrido (desadaptación, fracaso escolar, problemas familiares, etc.); el segundo grupo, formado por un 30% de los casos, son adolescentes con trastornos de salud mental graves, y el restante (un 10%), son menores que, sin presentar problemas mentales ni haber dado señales de riesgo en su trayectoria vital, intentan suicidarse cuando se enfrentan a un episodio vital altamente estresante.


Villar también ha podido identificar algunos de los factores de riesgo que permiten reconocer a aquellos jóvenes que han intentado suicidarse y que tienen más riesgo de repetir la tentativa en los 6 meses siguientes.


Los resultados de esta investigación clínica muestran que, contrariamente a la creencia común, la depresión no se revela como un factor predictor de reintentos de suicidio y parece estar más relacionada con la ideación de muerte que con las tentativas.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial