Esplugues y El Prat limitan la proliferación de pisos turísticos

|

Vivienda



Con la crecida del turismo en el Baix Llobregat y con una Barcelona sobresaturada, los municipios de la comarca están viendo como proliferan los pisos turísticos, lo que ha crea cierto malestar entre los vecinos. Ahora, dos municipios, Esplugues y El Prat de Llobregat han aprobado en sus respectivos plenos regular la normativa para poder preservar el descanso y los derechos de sus habitantes, así como defender el alquiler residencial.


En El Prat la nueva normativa establece que, para obtener licencia municipal, los pisos turísticos deberán cumplir tres requisitos: ser edificios de uso exclusivo turístico con acceso independiente, es decir, todos los pisos del edificio deberán estar destinados al mismo uso, estar ubicados en calles de una anchura mínima de 8 metros y estar situados a una distancia mínima de 50 metros entre ellos.


Con estas medidas, aseguran, se quiere promover que los pisos que no sigan estos criterios entren a formar parte del mercado de alquiler y, también, "preservar la convivencia vecinal, ya que a menudo los pisos turísticos ocasionan molestias".


Esta normativa, por eso, no tendrá carácter retroactivo, por lo que no afectará a la veintena de licencias de alojamiento turístico existentes actualmente en la ciudad.


En el último año, en El Prat, ha estado vigente una moratoria en la concesión de licencias de alojamientos turísticos, justamente para preparar esta normativa que ahora se ha aprobado.


AUTORIZACIÓN DE LA COMUNIDAD DE VECINOS


Por su parte el pleno de Esplugues ha aprobado inicialmente la modificación de las normas urbanísticas del Plan General Metropolitano relativas a las disposiciones sobre vivienda de uso turístico en el municipio, con el objetivo de regular y racionalizar la implantación de los viviendas de Uso Turístico (HUT, en sus siglas en catalán). Esta medida se ha aprobado con los votos a favor del PSC, ERC, PP, PDeCAT, la concejala no adscrita Laura Benito y el concejal no adscrito Albert Comellas; y se han abstenido Cs, ICV, CUP y Canviem Esplugues.


La nueva normativa contempla que el ayuntamiento exigirá un cambio de licencia para convertirse en vivienda turística, lo que le permitirá ganar un control en todas aquellas viviendas que quieran cambiar de uso. También será necesaria una autorización expresa de la comunidad de vecinos por mayoría. Asimismo el texto regula la densidad para limitar el número de HUT que puede haber en cada zona y define que en un mismo bloque de viviendas como máximo se podrán destinar un 20 % en HUT.


En Esplugues, actualmente constan como HUT legalizados uno tramitado y legalizado en 2014 y dos HUT tramitados y legalizados en 2016. Del año 2017 hay 9 expedientes más, aún en trámite.


La intención del gobierno municipal es "evitar las incidencias negativas en la calidad de vida de la ciudadanía de Esplugues", así como también preservar la convivencia pacífica y armónica entre las personas residentes y las personas que están de paso temporal por la ciudad. 

L'Hospitalet inicia una nueva regulación de los pisos turísticos
El turismo y el Baix Llobregat, una relación de éxito al alza

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial