La nueva línea de bus entre Olesa y Barcelona nace llena de polémica

|

Autobus


La entrada en funcionamiento, este miércoles 11 de julio, de los nuevos buses exprés.cat E-22 y E-23 entre Olesa de Montserrat y Barcelona nace con mal pie. Lo que parecía una buena notica se ha vuelto en contra para el Departmanet de Territorio y Sostenibilidad. 


La determinación de desdoblar la línea de Manresa-Olesa-Barcelona ha provocado la queja del ayuntamiento del municipio del Baix Llobregat debido a que la Generalitat ha decidido sacar adelante esta iniciativa  sin haberle consultado previamente y sin tener en cuenta las históricas reclamaciones de Olesa en referencia al servicio. 


Por esta razón, la concejala de Movilidad y Transporte, Susana Yáñez, afirmó que el consistorio de Olesa "se ha sentido menospreciado" por la Generalitat, y ha anunciado que, después de "la falta de consideración de la Generalitat a las propuestas de mejora que los hemos hecho llegar " y ante, lo que consideran, el agravio comparativo que representa la nueva propuesta horaria respecto de la línea de Manresa "y el retroceso que significa para Olesa ", se ha convocado una reunión para este viernes 13 de juio con la comisión de usuarios para estudiar qué acciones de protesta se llevan adelante. A la reunión asistirá la alcaldesa, Pilar Puimedon, que ha manifestado que "no nos gusta la propuesta, ni en el fondo ni en la forma".


Con la reestructuración de la oferta de los servicios de bus en el corredor Manresa-Olesa y Barcelona se establecen nuevas expediciones directas entre Olesa de Montserrat y Barcelona de forma que se pone en funcionamiento el servicio expreso E-23. En este caso se ponen en servicio 13 expediciones en sentido Barcelona, de las que 10 saldrán de Monistrol de Montserrat. Habrá 16 expediciones en dirección a Barcelona.


Fuentes del departamento de Territorio y Sostenibilidad han explicado que en Barcelona, la mayor parte de los buses harán parada en Ronda Universitat pero también habrá otros que finalizarán su recorrido en la de María Cristina, en la avenida Diagonal. En este caso el gobierno catalán argumenta que se hace especialmente "para reforzar las comunicaciones vinculadas a la movilidad universitaria y teniendo en cuenta la posibilidad de hacer intercambio modal con el servicio de metro de la L3, el tranvía y los buses urbanos".


La medida, sin embargo, no satisface del ayuntamiento de Olesa, de entrada porque hasta hace unos días no tenía conocimiento de las intenciones de desdoblar la línea y del nuevo horario, y por tanto, prácticamente no ha tenido tiempo de estudiarlo los. Lo que el consistorio tiene claro es que el hecho de que muchas expediciones finalicen su trayecto en María Cristina es un claro retroceso en el servicio para los usuarios y usuarias olesanos.


Según la concejala de Transporte y Movilidad, que el trayecto en muchas de las expediciones finalice a María Cristina hace que el servicio de bus "deje de ser competitivo". A raíz las quejas del Ayuntamiento de Olesa en la reunión realizada hace pocos días, la Generalitat dijo que se haría una contrapropuesta, pero esta demanda no se ha recogido.


Susana Yáñez ha criticado especialmente que el consistorio de Olesa no haya tenido conocimiento hasta hace pocos días del proyecto de desdoblamiento de la línea Manresa-Olesa-Barcelona, sobre todo "cuando sí ha sido un proyecto que la Generalitat ha negociado y trabajado con el ayuntamiento de Manresa". Por esta razón ha afirmado que el ayuntamiento de Olesa ha sentido menospreciado y que hay un agravio compartir con los usuarios de la línea de Manresa.

Olesa y Barcelona estrenan nueva línea de autobús
Olesa amenaza con no renovar el contrato a la empresa encargada de la limpieza de edificios municipales

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial