La teoría y la práctica de los independentistas

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Quim torra puigdemont artadi 21062018


Aunque no se conoce al autor, se le atribuye a una buena parte de la Iglesia la frase "haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago", suelen decir los mayores.


En Catalunya, una buena parte de la ciudadanía y de los dirigentes políticos independentistas están estrechamente relacionada con la Iglesia. El independentismo se ha convertido en una religión excluyente al resto de "cristianos" que no profesan el culto a los Santos beatificados, por obra y gracia de su desobediencia a las leyes, y a los que han subido a los altares con los dineros y medios de toda la ciudadanía, sin que a ellos se les haya consultado.


Las plegarias constantes en algunos centros de culto señalados con lazos amarillos y curas de cilicio diario del separatismo, el rezo comunitario del rosario en el que participan, los nombres conocidos que a diario echan fuego a los que no profesan sus creencias, ha convertido a lo que antes era una Catalunya moderna, europea, integradora, transigente y vanguardista en un país provinciano, casi irrespirable, intransigente y supremacista de los que se consideran pata negra de la pureza de pertenencia al país que consideran solo suyo.


Con el vicario Torra al frente, cuando la gente albergaba esperanza de cambios, con la constitución del nuevo gobierno, resulta que otra vez, el gobierno y los partidos que los sustentan, incluida la CUP, retroceden de nuevo al punto de partida: constitución de la República catalana, con o sin el permiso de las leyes, el Estado, el gobierno español, la UE, y el Santo Padre que está en el Vaticano.


El gobierno de Torra&CIA dice seguir pidiendo diálogo “abierto” de gobierno a gobierno y además quieren que el rey Felipe VI pida perdón al pueblo de Catalunya por su gran ofensa contra el mismo.


Mientras, se niega a la Fundación Princesa de Girona un recinto público para la entrega de los premios a los jóvenes talentos de Catalunya. Hay que hacerle el boicot al Rey y a la Casa Real y hasta María de las Mercedes que hace ya unos cuantos años que se marchó al mundo del silencio.


Por si no fuera suficiente, el gran presidente del Parlament dice que no piensa asistir a los actos del Rey. Lo hace para defender al pueblo de Catalunya, ¿qué pueblo?


Cuando se representa a una institución, se tienen una serie de obligaciones que conviene no olvidar. Son actos propios de su cargo y además le entra en el sueldo. ¿Ha pensado que hay ciudadanos a los que están ofendiendo? Pensar, no es que piense mucho el jefe del Parlamento. Quizás, los fluidos de ese gran lazo amarillo que lleva en la solapa, que le sirve de distintivo para saber a quienes representa, le han hecho efecto en las meninges.


Mientras, el predicador Puigdemont, desde Alemania, adoctrina a sus discípulos sobre lo que deben hacer.


Pero con todo esto, en Catalunya no pasa nada, es un gran invento de los fachas, la canallesca y la España inculta y subsidiada.


El gobierno de Catalunya es muy demócrata y está dispuesto a dialogar ¿de los peces de colores? No, de cómo se va a llevar a cabo las desconexión con España, los plazos para hacerlo y de la fórmula para perdonar la deuda que se que tiene con el Estado español. Eso es lo que se llama diálogo sin imposiciones. Una cosa es la teoría y otra bien distinta la práctica "Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago".


Y como dice un amigo mío, esto solo acaba de empezar. Espera a que empiecen los juicios a los políticos presos en otoño y que devuelva a Puigdemont a España. Si este verano está siendo caliente, esperen al otoño que a parte de las hojas puede caer alguna otra cosa.


Artículo original publicado en catalunyapress.es.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial