El presidente Sánchez, las mujeres y la noria

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Pedro sanchez nuevo presidente de españa


Pedro Sánchez ya ha formado gobierno, aumentando el número de ministerios. Ahora serán de 17. Un ejecutivo en el que por primera vez en la historia hay más mujeres que hombres. Es un hecho histórico: feminizar el Ejecutivo. Además no van a estar en ministerios "maría", ni van a ejercer de "floreros". Es una oportunidad histórica. Sánchez ha querido potenciar a las mujeres preparadas y de solvencia profesional. Y seguro que éstas no le van a defraudar. Los resultados van a estar a la vista, pero ¿por cuánto tiempo? Esa es la gran pregunta.


El nuevo ejecutivo es una apuesta potente, lo malo es el poco tiempo que van a estar en sus cargos. No obstante, es una muestra de lo que se puede hacer, si en la próximas elecciones consigue atraer los votos que se han ido a otros partidos.


Pedro Sánchez ha hecho una apuesta valiente, decidida y moderna. Ha marcado estilo. Se lo juega todo a una sola partida, pero tiene buenas cartas para conseguirlo. Lo malo de la partida son los que están mirando, los que vigilan y los que quieren y harán todo lo posible para que no gane.


Lo que le han pedido ya los independentistas al nuevo presidente es el traslado de los políticos presos a las prisiones catalanas para estar más cerca de sus familias. Es una concesión que está en sus manos y puede tranquilizar, en un primer momento, al gobierno de Torra. En Brians 2, gozarán de unos privilegios que ahora no tienen. Lo malo del asunto es que, después de cumplirse la primera petición, vienen las siguientes y ¿hasta dónde estará dispuesto llegar? Solo él lo sabe.


Por si fuera poco, dentro de poco estará la resolución alemana sobre si entrega a Puigdemont a la justicia española. En este tiempo, la diplomacia española que encabeza el nuevo ministro de exteriores, Josep Borrell tendrá que hacer los contactos necesarios para explicar bien todo el conflicto. Eso lo hace muy bien, y además le gusta. Es la bestia negra de los separatistas.


También le vienen encima las decisiones de la justicia de Bruselas, Suiza e Irlanda, donde se encuentran el resto de consellers huidos. Entrando en otoño, empezarán los juicios de los miembros del gobierno de Puigdemont que están en las cárceles. ¿Cómo terminarán? Hay que esperar. La situación ha cambiado. Al frente del Ministerio de Justicia se encuentra una fiscal experta en terrorismo de ETA, terrorismo yihadista y narcotraficantes. Sus compañeros la tienen en alta consideración profesional.


No entraremos a valorar individualmente al ejecutivo, son buenos profesionales en la materia que les ha tocado dirigir. Lo malo del asunto es el tiempo, como siempre, aunque bien es cierto que es más importante la calidad que la cantidad. Hay que darles los cien días de gracia para ver como se desenvuelven y cuantas cosas cambian.


El problema del tiempo, también lo es para la oposición y para quienes les han dado sus votos para echar fuera del gobierno -en el caso de Rajoy también de la política- al PP. Pero su apoyo no va a ser eterno porque las elecciones municipales, después las europeas y las generales -igual las hacen las tres juntas- están a la vuelta de la esquina y hay que marcar perfil propio. 


Esos son los temas previstos, después vienen los que no se esperan. Este tiempo de gobierno de Sánchez & PSOE va a ser tan frenético como montar en una noria, esperemos que no se mareen algunos, y pongan como un pollo remojado, a los que están mirándolos desde abajo, viéndoles como se lo pasan los que se han montado en ella.


Artículo original publicado en Catalunyapress.es.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial